Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ronaldo: “Cúper era muy malo”

El exdelantero brasileño repasa en una entrevista en 'Fiebre Maldini' los mejores momentos de su carrera

Ronaldo, ante el Atlético en su etapa en el Real Madrid. Ampliar foto
Ronaldo, ante el Atlético en su etapa en el Real Madrid.

Allí donde tiemblan la mayoría de jugadores, ante el portero contrario, Ronaldo Luis Nazario de Lima (Río de Janerio, 1977) es donde se encontraba “más a gusto”, según confesó anoche en una entrevista en Fiebre Maldini, el programa de Canal Plus. “Allí estaba muy tranquilo y se lo explicaba a los porteros, como Casillas, que yo esperaba a que ellos se definieran para hacer yo lo contrario”. Completamente relajado y abierto a hablar de todo, Ronaldo recordó que sus cinco años en el Real Madrid fueron los más felices de su carrera, rodeado de los galácticos como Roberto Carlos, Zidane, Beckham o Figo, aunque ya no estuviera tan en forma como en sus etapas anteriores en el Inter o el Barcelona. “Nunca gané la Champions, pero no sufro por ello”, bromeó; “he visto a gento en el Bernabéu; él tiene 6 Copas de Europa. Unos tantas y otros tan pocas”.

El mejor entrenador de su carrera fue Mario Zagallo, el mítico exjugador y exseleccionador brasileño. “Un ser humano increíble”, y el mejor de su etapa en Europa, Vicente del Bosque. Claro que no habló tan bien de todos los entrenadores. “Héctor Cúper [con quien coincidió en el Inter] era muy malo. En los calentamientos nos hacía correr tres kilómetros. Terminé muy mal con él y fui a hablar con Moratti [Massimo, presidente del Inter]. ¿Dónde está ahora? [En Turquía, le respondieron los entrevistadores]”. Del Camp Mou se fue por su falta de entendimiento con el presidente, Josep Lluís Núñez. En el Inter había vivido un esplendor físico comparable a su etapa en el Barcelona, cuando aquel gol fantástico al Compostela. Pero en San Siro también sufrió la terrible lesión de rodilla que conmocionó al mundo del fútbol. “Algunos patrocinadores me abandonaron porque pensaban que no iba a volver a jugar. Yo tampoco sabía si podría volver”.

La mala relación con Cúper propició su marcha del Inter y su llegada al Real Madrid. Antes, en el Inter perdió una Liga anterior, con Luigi Simoni en el banquillo, tras una polémica derrota ante el Juventus, campeón esa temporada, la 97-98, con un penalti no señalado sobre el propio Ronaldo. El delantero brasileño recordó el caso de corrupción arbitral destapado años después en el calcio para favorecer a la Juve. Fiebre Maldini fue repasando su trayectoria en imágenes y Ronaldo recordó a Iván de la Peña, en el Barça, y a Guti, en el Madrid, como los mejores pasadores de su carrera. Y el marcador más duro, Maldini, la leyenda del Milan, porque “me estudiaba mucho”. Aunque no por ello dejó de marcarle al Milan cada vez que se enfrentó a los rossoneri, equipo por el que fichó después de su etapa madridista y donde volvió a lesionarse de gravedad en la rodilla. De Milan regresó a Brasil, donde jugó en el Corinthians, volvió a marcar y a disfrutar del fútbol aunque fuera con unos cuantos kilos de más. Hasta que su cuerpo dijo basta. Le comunicó al presidente del Corinthians que necesitaba estar tres días solo para pensar. Y entonces decidió, entre lágrimas, abandonar el fútbol.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.