Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Özil, a la altura de CR y Messi”

Pepe Mel se rinde al alemán, “uno de los grandes jugadores no valorados de la Liga”, que disputó el partido completo, marcó dos goles y participó en el tanto de Benzema

Foto: CR cae ante Amaya y Chica / F. ALVARADO (EFE) Vídeo: Sogecable

Los jugadores del Madrid que más kilómetros recorren por partido son, según las mediciones de la UEFA, los tres que suelen ocupar el centro del campo: Khedira, Özil y Alonso. El primero hace una media de 130 metros por minuto de acción, Özil ha registrado 129 metros por minuto y Alonso 128. Los preparadores físicos señalan que, de los tres, el que más esfuerzos intensos hace es Özil, cuya labor le exige cambiar de ritmo para desbordar a las defensas contrarias. Es más fatigoso ser creativo que destructivo y Özil, además de ser el jugador más habilidoso del Madrid, es un gran atleta. Ayer fue el mejor sobre el campo. Participó en los tres goles que aplastaron al Betis: el primero lo metió después de librarse de tres defensas, el segundo lo fabricó conduciendo un contragolpe que remató Benzema, y el tercero lo definió él mismo. Jugó todo el partido y fue decisivo del primer al último minuto. Su entrenador, Mourinho, no le dio descanso.

El técnico planificó el partido contra el Betis como una estación intermedia, ideal para refrescar a sus jugadores de camino al encuentro contra el Borussia. El mánager dejó fuera de la convocatoria a Coentrão, Ramos, Alonso y Khedira, y reservó en el banquillo a Varane, Pepe, Di María e Higuaín. Ahí había más de la mitad de los jugadores que serán titulares el miércoles en Dortmund. Dando por sentado que Cristiano jugará de inicio, quedaba pendiente determinar quién será el enganche: Özil o Modric.

“Claro que me gustaría ascender al primer equipo. En junio veremos”, dijo Casemiro

Modric pidió el cambio en el minuto 63, alegando problemas musculares en la pierna derecha. Özil consumió su energía hasta el final. Preguntado por la salida del croata, el auxiliar de campo de Mourinho, Aitor Karanka, fue impreciso: dijo que Modric había “sentido algo”. El reparto de minutos, y la misteriosa lesión de Modric, proporcionan material para la especulación sobre quién ocupará la media punta en el que será el partido más importante del Madrid en lo que va de temporada. Contra el Athletic, la semana pasada, Mourinho ensayó con un medio campo formado por Khedira, Alonso y Modric.

Karanka no descartó la titularidad de Özil en Dortmund: “La semana pasada no pudo estar en Bilbao, pero ahora tendremos un día más para recuperar. Coger la confianza y las sensaciones le ha venido muy bien. No había planificado nada para los cambios. Queríamos ganar el partido. Y Özil y Cristiano han jugado sin problemas”.

Pepe Mel, el técnico del Betis, salió admirado del peso que tuvo el media punta alemán en el duelo: “Özil es uno de los grandes jugadores no valorados de la Liga española. Para mí está a la altura de Cristiano o de Messi. Lo que pasa es que no hace gol. Pero él es un futbolista estelar. El Madrid tiene un diamante que cuando haga más goles por temporada estará valorado como merece porque es un grandísimo futbolista”.

Callejón, el más veterano de los jugadores madridistas que hablaron tras el partido, dio su versión del estado del equipo con vistas a Dortmund. “Estamos con mucha confianza”, dijo, “y tenemos por delante un reto muy bonito y muy fascinante que es llegar a la final de Wembley. La mala suerte ha sido que se han lesionado Luka y Marcelo”. El brasileño se tuvo que retirar en camilla con un fuerte pinchazo en la parte posterior del muslo izquierdo.

El partido contra el Betis no será recordado especialmente por los hinchas del Bernabéu. Pero para Carlos Henrique Casemiro, de 21 años, será inolvidable. El medio centro brasileño del Castilla, contratado en enero al São Paulo con una opción de compra de seis millones de euros que se podría hacer efectiva en junio, debutó con el primer equipo. Sustituyó a Khedira y fue feliz. “Ha sido un sueño hecho realidad”, dijo, al salir del campo, sonriendo de oreja a oreja. “Claro que me gustaría que me asciendan al primer equipo, pero ahora mi trabajo es jugar bien en el Castilla y esperar. En junio el club y mi agente resolverán si me quedo en Madrid o no”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información