Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Especial Fórmula 1

Massa parece el de antes

Tras el accidente que sufrió en 2009, el brasileño recupera las sensaciones que le hicieron candidato al título

Massa, en Shanghái. Ampliar foto
Massa, en Shanghái. EFE

En comparación con el piloto que fue los tres últimos años, Felipe Massa es otro, o al menos lo parece. Ya no solo porque asome la cabeza por las primeras posiciones de la tabla de tiempos mucho más a menudo, sino porque, además, se le ve contento, disfrutando de su privilegiado puesto en Ferrari, donde hasta comienza a darle guerra a Fernando Alonso, un vecino de taller de lo más incómodo. El brasileño lleva cuatro grandes premios consecutivos, los dos últimos del curso pasado y los dos primeros de este, superando el español en las cronometradas, un trámite en el que siempre se había manejado de maravilla. En Brasil, última parada del calendario de 2012, se puso al servicio de Alonso y le fue apartando rivales como si en vez de un monoplaza condujera una máquina quitanieves.

Estoy muy estresado, no duermo por las noches, solo como arroz blanco y se me cae el pelo

Fernando Alonso, sobre Massa

Después de encerrarse con su familia y recurrir a un psicólogo, Massa está de nuevo en su sitio y con la ayuda de la Scuderia, vuelve a parecerse al de antes del fatal accidente que sufrió en Hungría (2009), se asemeja a aquel que peleó por la corona de 2008 hasta la última curva de la última prueba, en Brasil, y que la perdió por un solo punto a favor de Lewis Hamilton. El corredor paulista lideró la primera jornada de ensayos del Gran Premio de China, con una décima de margen sobre Kimi Raikkonen y cuatro sobre Fernando Alonso. En la sesión matinal, Nico Rosberg y Lewis Hamilton fueron los más rápidos, dejando entrever la mejora de Mercedes en su pista talismán. Los neumáticos, una vez más, serán protagonistas en un trazado que castiga mucho las gomas delanteras, sobre todo la izquierda. “Hemos puesto muchos elementos distintos en los dos coches, y por eso aún no sabemos qué monoplaza tendremos el domingo. Las conclusiones son buenas, sobre todo con los neumáticos más blandos”, relativizó Massa.

Tras de un parón de más de dos semanas, las escuderías llegaron a Shanghái con un montón de novedades. Con vistas a la tercera carrera del campeonato, Ferrari ha modificado los escapes del F138 y también los deflectores de debajo la nariz del coche. “Los demás también traen piezas nuevas, pero somos optimistas porque la correlación de datos entre el túnel de viento y la pista es buena”, concede Alonso, que el jueves se había mostrado muy irónico cuando se le preguntó por el estado de forma de Massa, especialmente los sábados: “Estoy muy estresado, no duermo por las noches, solo como arroz blanco y se me cae el pelo”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.