Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Especial Fórmula 1

“Webber no se merece mi ayuda”

Vettel carga contra su compañero al asegura que cuando necesitó el apoyo del australiano nunca lo recibió

Vettel, en el paddock de Shanghai.
Vettel, en el paddock de Shanghai. Getty Images

Los responsables de Red Bull llevaban más de dos semanas tratando de zanjar el galimatías que Sebastian Vettel armó en Malasia –atacó a traición a su compañero en las últimas vueltas tras vulnerar las órdenes de equipo–, y nada más poner un pie en China, los dos principales protagonistas de la jarana lo hicieron saltar todo por los aires con un par de declaraciones explosivas, especialmente el principal responsable del sarao. Mientras Mark Webber aseguró que lo que ocurrió en la última carrera no fue nada más que el último de los episodios que confirman el favoritismo de la estructura hacia Vettel, a este se le calentó pronto la boca, y lejos de mostrarse conciliador, arremetió frontalmente contra el australiano.

Si lo quieres llamar venganza, es una forma de decirlo"

Como ya hizo nada más bajarse del coche en Sepang, el alemán pidió disculpas a su equipo. Hecho esto, se despachó a gusto con su vecino, al que acusó de no haberle ayudado cuando le necesitó, e incluso llegó a asegurar que si volviera a encontrarse en una situación similar entraría en conflicto consigo mismo, aunque probablemente actuaría de la misma forma en que lo hizo.

“Soy de ese tipo de personas que respeta las órdenes de equipo pero, por otro lado, Mark no se merece que le ayude. El equipo me ha respaldado mucho pero él nunca lo ha hecho”, soltó Vettel, que llegó a decir que lo ocurrido podría entenderse incluso como una forma de tomarse la justicia por su mano. “Si lo quieres llamar venganza, es una forma de decirlo”, añadió el corredor de Heppenheim, que trató de convencer a la audiencia, sin demasiado éxito, de que el punto de partida del problema fue que no entendió el mensaje que Guillaume Rocquelin, su guía, le comunicó por la radio. “A Mark le respeto como piloto, pero en el pasado pudo ayudar a la escudería varias veces y no lo hizo”, consideró el germano, especialmente molesto con la agresividad mostrada por su compañero en el último Gran Premio de Brasil, en el que se jugaba la corona. “Ya pedí disculpas a los chicos, pero no lo haré por querer ganar porque ese es mi trabajo”, zanjó Vettel.

Malasia no es un episodio aislado, ese escenario se ha dado más veces"

Mark Webber

“Malasia no es un episodio aislado, sino que ese escenario [que el equipo primer los intereses de Vettel] se ha dado muchas veces en el pasado”, comentó el corredor de Queanbeyan, de 36 años, el más veterano de la parrilla. Preguntado acerca de la posibilidad de que Red Bull le ofrezca la renovación de contrato a final de temporada, Webber evitó dar una respuesta concisa como era de esperar, y prefirió divagar. “Me centro en terminar este campeonato. Evidentemente, mucha gente se ha hecho esta pregunta, pero eso no es algo que me preocupe en estos momentos. Estamos ante el tercer gran premio y nunca he tomado una decisión tan pronto”, concluyó.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.