Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Bayern vuelve con mano dura

A la espera de Guardiola, el equipo de Heynckes es el campeón alemán más precoz

Los jugadores del Bayern manetan al técnico Jupp Heynckes.rn Ampliar foto
Los jugadores del Bayern manetan al técnico Jupp Heynckes. AFP

El rey alemán ha vuelto por sus fueros. Después de dos años en el ostracismo en favor del Borussia Dortmund, el Bayern ha recuperado su lugar como el equipo más poderoso de Alemania. Ayer se proclamó campeón de su 23ª Bundesliga tras vencer al Eintracht (0-1) y pese a la victoria del Borussia (3-2) ante el Augsburgo.

 El conjunto muniqués ha funcionado como un reloj de principio a fin: ganó los primeros ocho partidos de Liga y en la segunda vuelta ha mejorado la marca con 11. En toda la historia de la competición nunca antes alguien se había alzado con el título tan temprano. A seis jornadas del final, lleva 79 goles, ha encajado solo 13 y le saca 20 puntos al segundo. Se ha impuesto con una facilidad insultante a sus rivales en la que va a ser la última temporada de su entrenador, Jupp Heinckes, antes de la llegada de Pep Guardiola.

Palmarés Bundesliga

Bayern de Múnich, 23
Borussia Dortmund, 8
Borussia Mönchengladbach, 5
Werder Bremen, 4
Hamburgo, 3
Stuttgart, 3
Kaiserslautern, 2
Colonia, 2
Eintracht de Braunschweig, 1
1860 München, 1
Nürenberg, 1
Wolfsburgo, 1

La prensa germana considera a Heynckes pieza clave porque “todo lo que toca lo convierte en oro”. Resaltan que siempre acierta con los cambios, aunque el técnico se quita importancia: “Cuando miras al banquillo y ves a Shaqri, Robben, Pizarro y Mario Gómez tienes pocas opciones de equivocarte. Para eso no hace falta tener manos mágicas”. Esa es la llave del éxito: una plantilla larga, de mucha calidad, en la que no hay titulares indiscutibles y sí muchas rotaciones. La semana pasada se lesionó Kross y su lugar lo ocupó Robben; cuando no está Mario Gómez, golean Pizarro o Mandzukic y si no juega Martínez lo hace Luiz Guztavo. No existe casi rango en una plantilla en la que jóvenes canteranos como Alaba y Müller tienen el mismo peso que estrellas extranjeras veteranas como Robben y Ribéry.

Palmarés Bayern

Bundesliga, 23
Copa de Alemania, 15
Copa de la Liga de Alemania, 6
Supercopa de Alemania, 6
Copa Fuji, 4
Copa Intercontinental, 2
Liga de Campeones, 4
Recopa de Europa, 1
Copa de la UEFA, 1

El año pasado le faltaron fuerzas para rematar la faena: casi logra el triplete, pero terminó sin títulos y con la derrota más dramática de su historia tras perder en su estadio la final de la Champions en la tanda de penaltis contra el Chelsea. Lejos de conformarse con haber rozado el éxito, el club ha vuelto a hacer una gran inversión este verano, que ronda los 70 millones: fichó a la joven promesa kosovar Shaqri, mediocam de 21 años con gran desborde y velocidad; llegó Mandzukic, rematador casi infalible que lleva 15 tantos en el campeonato, y se hizo con un atlético central de garantías, el brasileño Dante. El peruano Pizarro llegó con la carta de libertad. La guinda la puso Javi Martínez, que costó 40 millones, el mayor desembolso de la historia del conjunto bávaro. El jugador navarro se ha liberado poco a poco del lastre de ser el más caro. Empezó despertando el recelo de los medios teutones, que le seguían con lupa y sacaban minuciosas estadísticas de todas sus actuaciones. El periódico Die Welt le acusó de ser poco vistoso: “No tiene el dribbling de Robben ni es un ejecutor como Ballack”. Con el paso del tiempo, a base de cuajar buenos encuentros como mediocentro, ha conseguido lo que parecía imposible: que no se hable de su precio. El español se complementa muy bien con Schweinsteiger, que considera a Martínez “un jugador inteligente que sabe hacer muchas cosas bien”. El legendario exinternacional Paul Breitner, ahora ojeador del equipo muniqués, nunca tuvo dudas: “Javi es el mejor centrocampista después de Xavi e Iniesta”.

Por si le faltaba motivación, el Bayern ha encontrado en el Dortmund la excusa perfecta para jugar con la máxima intensidad todo el año. “Gracias a ellos nuestro equipo ha mejorado su nivel y ha alcanzado otra dimensión. Para nosotros se trataba de aclarar quién es la máxima potencia del fútbol alemán”, declaró el presidente, Uli Hoeness, tras el duelo de Copa que supuso la primera victoria contra el Borussia en enfrentamientos directos desde octubre de 2010.

Guardiola lo tendrá difícil para mejorar la actuación de un grupo que está realizando una temporada casi perfecta y que vuelve a ser un serio candidato para la Champions. El Bayern de Heynckes no desarrolla un juego preciosista, pero tiene la portería rival entre ceja y ceja hasta anotar el primer gol. Luego gobierna a través de la posesión, un ritmo alto de juego y el control de los espacios. El objetivo es ganar. para cambiar a un estilo más vistoso, Guardiola deberá reducir un poco el músculo en favor del toque.

Más información