Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Ninguna generación de ciclistas ha sido ejemplo de limpieza”

Armstrong arremete en una entrevista contra el mundo del ciclismo y pide la creación de una 'comisión de la verdad' sin la UCI

Lance Armstrong, en Dublin (Irlanda) en 2009.
Lance Armstrong, en Dublin (Irlanda) en 2009. REUTERS

El exciclista estadounidense Lance Armstrong ha asegurado en una entrevista con Cyclingnews que su generación "no es diferente de cualquier otra" y que ninguna "ha sido ejemplo de limpieza" y ha pedido una 'comisión de la verdad' sin participación de la Unión Ciclista Internacional (UCI).

En la primera entrevista que concede después de su confesión en el programa de Oprah Winfrey tras ser inhabilitado a perpetuidad por dopaje, Armstrong asegura que "las 'ayudas' han evolucionado con los años, pero el ciclismo es un deporte durísimo y durante cien años se han hecho trampas. Desde subirse a los trenes hace un siglo hasta la EPO de ahora".

"Ninguna generación ha sido ejemplo de limpieza: ni la de Merckx, ni la de Hinault, ni la de LeMond, ni la de Coppi, ni la de Gimondi, ni la de Indurain, ni la de Anquetil, ni la de Bartali, ni la mía", añade. El estadounidense propone una 'comisión de la verdad y de la reconcilición' como "único camino" para salvar el deporte y pide que sea creada por la Agencia Mundial Antidopaje (WADA-AMA) porque el ciclismo "es un deporte global, no americano".

"Aunque yo estoy bajo los focos, no se trata de un hombre, un equipo o un director. Se trata del ciclismo y, para ser sinceros, de todos los deportes de resistencia. El linchamiento público de una persona no solucionará el problema". Preguntado si está a favor de que esa comisión facilitara una amnistía completa, Armstrong dice que "de otra manera nadie hablaría" y opina que deberían ser citados para testificar ciclistas de todas las épocas. "Cualquier ciclista que esté vivo y haya hecho podio en una gran vuelta o en un campeonato del mundo debería ser citado. Suena ambicioso, pero las autoridades han demostrado que, en lo que respecta al ciclismo, nada está prescrito", dice.

Frank Schleck, suspendido un año por su positivo en el Tour

Frank Schleck, en una etapa del Tour 2011.
Frank Schleck, en una etapa del Tour 2011. GETTY

La Agencia Antidopaje de Luxemburgo (ALAD) anunció una sanción de un año al ciclista Frank Schleck por su positivo por el diurético Xipamide durante la disputa del pasado Tour de Francia. Los 12 meses de sanción tienen carácter retroactivo y empiezan a contar desde el 14 de julio de 2012, según la decisión hecha pública por la ALAD.

El corredor del Radioshack-Leopard, que en todo momento ha defendido su inocencia, podrá recurrir la decisión, que le impedirá disputar este año el Tour, que arranca el 29 de junio. En un comunicado, su equipo señaló tras conocer la sanción que ha "tomado nota del veredicto" y anunció que no hará más declaraciones hasta que haya estudiado en más detalles los argumentos de la agencia antidopaje.

Frank Schleck dio positivo por el diurético por Xipamide tras la decimotercera etapa del Tour 2012, que finalizó en Cap d'Agde, y tras conocerse el resultado, dos días después, abandonó la prueba, coincidiendo con la jornada de descanso en Pau. El contraanálisis de la muestra B confirmó el positivo, aunque el mayor de los Schleck siguió defendiendo su inocencia en las tres ocasiones en que compareció ante las autoridades antidopaje luxemburguesas, en agosto, octubre y diciembre.

Schleck defiende que la presencia del producto prohibido en su organismo fue consecuencia de un envenenamiento o una ingestión accidental.

El excorredor subraya que la UCI no debería participar en ese proceso y asegura que su presidente, Pat McQuaid, no quiso oír hablar de ello cuando se lo planteó "hace muchos meses". "Pat sólo quiere 'salvar su culo'. Es patético", señala.

Armstrong dice que durante su confesión no trató de proteger a nadie, ni siquiera al doctor Michele Ferrari: "Se trataba de hablar de mí y de mis errores, no de nadie más. Sé que eso va contra lo que estamos acostumbrados en los últimos años en el ciclismo, pero solo me interesa responsabilizarme de mis errores". También considera "irrelevante" que la WADA accediera a rebajar su sanción si colabora, porque "lo que importa es que todo el mundo sea tratado con justicia y por igual. Todos estuvimos en el lío, entonces arreglémoslo entre todos y que los castigos sean equitativos".

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información