La guerra de las bebidas energéticas llega a la F-1

Coca Cola se convertirá en el principal patrocinador de Lotus a través de ‘burn’ y tratará de restarle cuota de mercado a Red Bull

Raikkonen y Vettel en el podio de Abu Dhabi
Raikkonen y Vettel en el podio de Abu DhabiReuters

Los disparatados anuncios de Red Bull son, sin duda, el sello más reconocible de la marca de bebidas energéticas más famosa del mundo, independientemente de los éxitos deportivos de los tropecientos deportistas que patrocina e incluso al margen del palmarés de su escudería de fórmula 1, gran dominadora del certamen los tres últimos años. El retorno obtenido por la compañía austríaca a raíz de los títulos mundiales logrados por Sebastian Vettel ha picado la curiosidad de un monstruo como Coca-Cola, que la próxima temporada se convertirá en el patrocinador principal de Lotus, a través de ‘burn’, un brebaje casi tan dulce como el del búfalo rojo y con unas propiedades revitalizantes similares, según la marca.

La gran temporada de Kimi Raikkonen en su regreso a la F-1 (tercer clasificado, con una victoria y siete podios); el talante atrevido e innovador de la estructura británica y las buenas perspectivas con vistas a los próximos años, han convencido a los gerifaltes del símbolo comercial más valioso del mundo, que desembolsará alrededor de 70 millones de euros anuales para tratar de restarle protagonismo y cuota mediática a Red Bull. Para ello, Coca-Cola ha reinventado su fórmula, aquella que en su día le permitió cambiar de color el atuendo de Papá Noel, por otra estrategia mucho más agresiva.

El papel de Raikkonen y el talante creativo del equipo convencieron a la marca

El sábado del pasado Gran Premio de Brasil, la cuenta de Twitter de Lotus lanzó un mensaje de lo más inquietante a su comunidad de seguidores, acompañado de una foto de lo más sorprendente. “Hay bebidas energéticas que te permiten quemar goma. Y también las hay que te dan alas, pero que no te hacen más atractivo cuando estás desnudo”, anunciaba la nota. Al abrirla aparecía Christian Horner, máximo responsable actual del equipo Red Bull, en cueros, posando encima de un bólido de Fórmula 3. La instantánea fue tomada a finales de la década de los años noventa, cuando Horner participaba en el campeonato británico de Fórmula 3000.

“Lotus ha demostrado una creatividad excepcional en su enfoque de las carreras de F-1, un estilo que se asemeja mucho a la filosofía de burn. A través de nuestra marca, aportaremos esa misma creatividad e incorporaremos arte y música para romper las convenciones del patrocinio tradicional”, se congratulaba el mes pasado Emmanuel Seuge, director del grupo Worldwide Sports & Entertainment Marketing de Coca-Cola.

Entre las grescas que puede haber en la pista con Raikkonen y Vettel de por medio, y los palos que se darán fuera dos gigantes como Red Bull y burn, todo apunta a que el Mundial que arrancará en Melbourne el próximo 17 de marzo será de lo más enérgico.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción