Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Heras recupera la Vuelta de 2005

El Supremo anula la sanción por dopaje que le quitó su cuarta ronda a España

Heras celebra la Vuelta de 2005. Ampliar foto
Heras celebra la Vuelta de 2005.

Siete años después, Roberto Heras vuelve a ser el único ciclista que ha ganado cuatro Vueltas a España. Lo ha decidido el Tribunal Supremo, que ha anulado, en sentencia del 20 de noviembre pasado, la sanción por dopaje por la que se le privó de la Vuelta 2005. El director de la Vuelta, Javier Guillén, ha admitido la sentencia, y ha recordado que, aunque se hizo un acto publicitario para entregarle el maillot oro de aquella competición al segundo, el ruso Denis Menchov, el título había estado vacante desde entonces y que debe ser la Unión Ciclista Internacional (UCI), quien restaure al ciclista de Béjar en su palmarés. El dinero del premio estaba aún depositado en una cuenta y le será transferido próximamente al ciclista que por aquel entonces corría en el equipo Liberty de Manolo Saiz (las otras tres Vueltas las ganó con el Kelme y el Discovery).

Pocas semanas después de que ganar su cuarta Vuelta en septiembre de 2005, el laboratorio antidopaje de Madrid detectó restos de EPO sintética en la orina de Roberto Heras. El largo y proceloso procedimiento disciplinario terminó con una sanción de dos años y anulación de sus resultados por la Federación Española de Ciclismo. Como el ciclista no estaba conforme con la sanción, recurrió ante el órgano que entendía que era el superior en el ámbito nacional, el Comité Español de Disciplina Deportiva (CEDD). Este ente se declaró incompetente y le dijo a Heras que donde tenía que reclamar era en el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS). En lugar de esto, y creyéndose privado de un derecho, Heras inició su propia vía de reclamación ante los tribunales civiles españoles, un camino que concluyó, después de varias victorias parciales, con el triunfo absoluto ante el Supremo.

Menchov recibe en 2006 el trofeo de la Vuelta 2005. ampliar foto
Menchov recibe en 2006 el trofeo de la Vuelta 2005. EFE

En sus razonamientos, el magistrado Segundo Menéndez Pérez resalta las difusas fronteras entre lo nacional y lo internacional a la hora de sancionar. Así, dado que la sanción a Heras se la impuso una federación nacional, la española (aunque como delegada de la internacional, de la UCI, dado que la Vuelta es una competición internacional: "internacional, sí", dice el Supremo, "pero de ámbito estatal"), el Supremo entiende que la vía administrativa debería haberse agotado en el CEDD, lo que no se le permitió a Heras. Y por ello, en su sentencia anula todo el acto administrativo de su sanción. Heras, que tenía 31 años cuando ganó la Vuelta de 2005, no encontró equipo tras cumplir su sanción de dos años. Entre medias, en 2006, había estallado la Operación Puerto, que dio de pleno a su equipo, el Liberty, que desapareció, y en la que también apareció implicado Heras.

Más información