Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OBITUARIO

Milt Campbell, el mejor atleta desconocido

Primer negro campeón olímpico de decatlón

Milt Campbell, en el centro, durante los Juegos Olímpicos de Helsinki 52
Milt Campbell, en el centro, durante los Juegos Olímpicos de Helsinki 52 AP

Milt Campbell, que murió la semana pasada a los 78 años, era bueno, muy bueno más bien, en todo, salvo en lo que quizás más le importaba, la popularidad.El primer atleta negro que se proclamó campeón olímpico de decatlón, en Melbourne 56, siempre arrastró esa pena. “He sido probablemente el mejor deportista que este país haya conocido”, dijo hace años Campbell, de Plainfield (Nuevo Jersey), “pero ni por esas las empresas publicitarias llamaron nunca a mi puerta. Creo que tengo derecho a estar enfadado”. Contando su vida tras su muerte, los periódicos norteamericanos, que como epitafio le declaran ‘el mejor atleta desconocido’, avanzaron algunas explicaciones. Una fue que los Juegos de Melbourne, disputados en noviembre, apenas tuvieron difusión televisiva. Ello explicaría por qué en las sagas del decatlón estadounidense todos los historiadores casi dejaran en blanco la gesta olímpica de Campbell, una cuña entre las leyendas de Bob Mathias, campeón olímpico en Helsinki 52 (por delante del propio Campbell, entonces aún en el instituto, un chaval de 18 años), y de Rafer Johnson, plata en Melbourne tras Campbell y oro en Roma 60. La otra explicación a que Campbell pasara como un anónimo toda su vida fue que desarrolló su carrera profesional jugando al fútbol en Canadá. Pero de ello tampoco tuvo la culpa Campbell, sino el racismo. Después de jugar la final de 1957 de la Liga de Estados Unidos con los Cleveland Browns, Campbell fue despedido el año siguiente por haberse casado con una mujer blanca.