Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Coentrão sale del escondite

El lateral regresa al Ciutat de València, donde hace un año Mourinho comenzó a protegerle

Arbeloa y Coentrão, durante un entrenamiento. Ampliar foto
Arbeloa y Coentrão, durante un entrenamiento. AFP

Hace poco más de un año, después de que el Madrid perdiera 1-0 ante el Levante en el Ciutat de València, el 10 de septiembre de 2011, Mourinho resolvió ocultar a Coentrão. Tras haberle dado la titularidad en la Supercopa, y alarmado ante el rechazo que provocaba el jugador entre los hinchas del Bernabéu después de una pretemporada irregular, el mánager general se sintió obligado a protegerle de la exposición corrosiva al público y a la competencia interna y externa. Desde entonces, Fabio Coentrão, el sexto fichaje más caro de la historia del Madrid, ha jugado menos de la mitad de los partidos oficiales. Hoy, casualmente, en el Ciutat de València, el lateral reaparece por primera vez desde el 26 de agosto.

Muy pocos en el vestuario de Valdebebas dudan de que Coentrão es el jugador más protegido por el mánager. Ningún futbolista ha obtenido más garantías a cambio de menos rendimiento. La convicción ha calado hondo en la plantilla, que le pone de ejemplo del trato favorable que Mourinho reserva a una elite. Si el público del Bernabéu pita a Coentrão, el técnico le reserva para las salidas; si se siente mal, le guarda; si hay mucho que perder, le posterga; y en ocasión de partidos mediáticamente vistosos (fuera del Bernabéu) le ha puesto en el equipo titular. El día que Marcelo se fracturó el quinto metatarsiano, hace casi un mes, hablando entre los compañeros, medio en broma medio en serio, hubo quien dictó sentencia: “que Marcelo se busque equipo”.

Muy pocos en el vestuario de Valdebebas dudan de que Coentrão es el jugador más protegido por el mánager

Coentrão fue la apuesta más arriesgada de Mourinho. En 2011, por segundo año consecutivo, el mánager presionó al club para que la contratación más cara del verano fuese un futbolista representado por su agente, Jorge Mendes. Florentino Pérez, siguió la operación con lupa. A diferencia de Di María, fichado en 2010 por 35 millones, Coentrão, que costó 30, carecía de pedigrí internacional y jugaba en una posición que el Madrid tenía cubierta con una figura como Marcelo. El recién llegado no tardó en sentirse incómodo. Superado por el brasileño, mal visto por sus compañeros y examinado por el público.

“No voy a negar la realidad”, dijo Mourinho en una entrevista reciente en A Bola. “La situación de Fabio no es fácil. Mi esperanza es que mire a sus amigos inseparables, a Pepe y a Cristiano. Ellos no lo van a dejar tirado. Tienen una personalidad fortísima. Fabio tiene que superar esta situación”. Preguntado por si este verano se planteó la posibilidad de fichar a Bosingwa, lateral diestro también representado por Mendes, el mánager insinuó que en el Madrid los portugueses sufren discriminación: “Bosingwa nunca fue una posibilidad. Yo tengo que ser bueno con los portugueses… y el Madrid puede ser malo para ellos”.

La situación de Fabio no es fácil. Mi esperanza es que mire a sus amigos inseparables, a Pepe y a Cristiano. Ellos no lo van a dejar tirado"

José Mourinho

Entre el 18 de septiembre y el 15 de octubre de 2011, Coentrão vivió a la sombra protectora de Mourinho. Reapareció ante el Betis en el Bernabéu, en el minuto 74, con el marcador definido (4-1) y buscó meter su gol. Todavía no ha marcado con la camiseta blanca. Tampoco ha tenido tantas ocasiones, salpicada como está su trayectoria de repentinas bajas desde su primera desaparición tras la visita al Ciutat de València. Los partes médicos alegando problemas físicos no aclaran todo. Sus compañeros sospechan que no siempre está lesionado. Según fuentes del club, Jorge Mendes sostiene que un jugador en la enfermería se devalúa menos en el mercado que uno que va al banquillo. El caso es que Coentrão se ha sentado muy pocas veces en el banquillo. Y mucho menos en el banquillo del Bernabéu, estadio que apenas frecuenta vestido de corto. De los 19 partidos que ha disputado como titular en Liga y Champions, solo cuatro han sido en casa. Mourinho ha querido ponerle a cubierto frente a las críticas de su propia hinchada.

Esta noche Coentrão estará de vuelta ante el Levante. Regresa aparentemente listo para emprender la conquista del lateral izquierdo, ahora que Marcelo permanecerá de baja hasta enero, pero envuelto en el misterio, como casi siempre. “No sé si podré contar con él”, dijo Mourinho. Taciturno, el mánager aludió a un presunto problema muscular en vías de curación antes de responder al periodista que le preguntó qué esperaba de uno de sus futbolistas favoritos: “No espero nada”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información