Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mourinho abre una crisis en la cantera

El mánager del Madrid acusa al entrenador del filial, Alberto Toril, de jugar “con un sistema diferente” al del primer equipo y perjudicar la formación de los jugadores jóvenes

Mourinho, con la lista de canteranos que leyó ayer en la sala de prensa.
Mourinho, con la lista de canteranos que leyó ayer en la sala de prensa. DIARIO AS

La semana se presentaba tranquila para el Madrid cuando José Mourinho abrió otro conflicto dentro del club. Era la víspera del partido ante el Alcoyano y la audiencia esperaba oírle hablar de la Copa. Pero lo que hizo el mánager fue denunciar al entrenador del filial y máximo responsable de la cantera, Alberto Toril, por anteponer sus objetivos particulares a los intereses comunes.

“Entre nosotros no hay una guerra ni nada parecido”, dijo Mourinho cuando le preguntaron por su relación con Toril. “Pero tiene que decidir si para él es más importante terminar quinto, cuarto, noveno o décimo con el Castilla, o si para él es más importante ayudar a la progresión de un jugador en una posición que el entrenador del primer equipo considera fundamental”.

Debe decidir si para él es más importante ser cuarto con el Castilla o ayudarnos”

Toril y Mourinho llevan tiempo evitándose. Experimentan un rechazo mutuo de origen incierto. Dicen en Valdebebas que Mourinho desconfía de la popularidad creciente del técnico andaluz en el entorno del presidente Florentino Pérez así como en las bases madridistas. También dicen los empleados del club que al mánager le irritó que desde 2010 el Castilla de Toril se convirtiera en una especie de refugio para los futbolistas castigados. A falta de minutos de competición, Pedro León, el primer marginado del régimen de Mourinho, procuró mantener la forma entrenándose con Toril. Lo mismo hizo Kaká en numerosas ocasiones. Toril recibió a los discriminados con los brazos abiertos. Les brindó calor. El ascenso del Castilla a Segunda acentuó el poder de Toril, renovado hasta 2015, y dio alas a las suspicacias de Mourinho. En los últimos meses, el aislamiento al que Mourinho ha sometido a Toril es la comidilla de Valdebebas. En la ciudad deportiva trabajan más de 20 entrenadores pero, según fuentes del club, Toril es el único que en su despacho no tiene acceso a la red de vídeos y datos del trabajo del primer equipo.

Mourinho, en la rueda de prensa ampliar foto
Mourinho, en la rueda de prensa EFE

Si Marcelo y Coentrão, los dos laterales zurdos, no se hubieran lesionado al mismo tiempo, el detonante de la crisis habría sido otro. Pero fue la falta de laterales lo que hizo que Nacho Fernández, un aplicado defensa con cara de ángel que va camino de cumplir 23 años, se convirtiera en la excusa para inflamar una fractura institucional sin precedentes entre las categorías inferiores y el primer equipo. Resulta que Mourinho cree que en el Castilla, Nacho debería jugar de lateral y Toril le viene empleando como central. “Toril sabe todo lo que yo estoy diciendo en público”, dijo Mourinho. “Sabe todo. Sabe que conmigo Nacho no será nunca central. Pero él tiene su autonomía y yo respeto esta autonomía”.

Previendo la necesidad de un lateral derecho, Mourinho y su agente, Jorge Mendes, incorporaron al brasileño Fabinho en el verano. Mourinho lo hizo debutar con el primer equipo en un amistoso en Oviedo, pero no le convenció y Fabinho se quedó en el Castilla. Este martes le preguntaron a Mourinho que por qué se quejaba de Nacho cuando él había fichado a Fabinho para el lateral y no lo empleaba. El mánager respondió descolgándose con una crítica al modelo de la cantera: “Fabinho tiene la edad que los jugadores del Castilla deberían tener casi todos. Si un futbolista con 23, 24 o 25 años no ha llegado a un nivel suficiente como para ser el jugador de la primera plantilla del Madrid, no va a llegar con 26, 27 o 28. Fabinho está en este plazo. Como Álex o José Rodríguez, que son los dos que van a ir convocados para la Copa. Porque si hablamos de jugadores del Castilla para jugar un partido, pasar unos días y regresar abajo, o no conseguir afirmarse… Si vamos en esta dirección las críticas que me hacen no tienen sentido porque yo soy el campeón de los debutantes. ¡He hecho debutar a casi 30 canteranos!”.

Hay jugadores que juegan en el Castilla en posiciones que no existen en el primer equipo"

Dicho esto, Mourinho revolvió el bolsillo de su chándal y sacó un papel con una lista con los nombres de todos los canteranos que habían debutado en el Madrid desde 1999. El mánager leyó todos los nombres antes de afirmar que si la cantera no producía jugadores relevantes para el primer equipo era por fallos en un sistema que hace más de una década que dejó de funcionar. “En el periodo 99-2000”, comenzó, “debutaron Luis García, Alex Pérez, Corrales, Aranda, Carlos Sánchez, Dorado, Meca, Borja, Zárate, Fernando, Miñambres, Portillo, Valdo, Rubén, Aganzo, Raúl Bravo y Pavón. De todos estos, los que han tenido mejor carrera en el Real Madrid han sido Pavón y Bravo. Después… Con el señor Pellegrini han debutado Marcos Alonso, Mosquera y Juanfran con un total de nueve minutos entre todos… Con Juande Ramos han debutado Parejo, Codina y Bueno. Y antes debutaron Miguel Torres, Nieto, Mejía, Riki, Núñez… No he sido yo quien ha roto con una determinada dinámica. Todo lo contrario. Yo quiero jugadores que se afirmen en el primer equipo. Porque para llegar aquí, debutar y aumentar la lista… ¡mi lista ya va para treinta!”.

Cáustico, con voz metálica, recurriendo a las repeticiones, monocorde, Mourinho habló con gesto inexpresivo. Apenas moviendo los labios, insistió en la falta de sintonía con Toril acusándole de no emplear en el Castilla el mismo sistema de juego del primer equipo. “Nosotros jugamos con un sistema diferente”, dijo. “Hay jugadores que juegan en el Castilla en posiciones que no existen en el primer equipo. En el primer equipo no existe la posición del nueve y medio donde juega Jesé. En el primer equipo existe el siete, el nueve, el diez y el once. Porque no jugamos en 4-4-2. Nuestros jugadores de banda juegan altos y los del Castilla juegan bajos en dos líneas de cuatro. Hay pocos puntos de contacto entre los modos de jugar y en ese sentido los chicos salen un poquito perjudicados”.

En el entorno de Toril aseguran que si el Castilla no juega como el primer equipo ha sido porque Mourinho no deja de convocar al nueve, Morata, y se ha negado a ficharle un sustituto. También aseguran en Valdebebas que si la cantera del Madrid no proporciona jugadores a la primera plantilla es porque el club premia los resultados por encima de la formación. Y que Toril, si ha sobrevivido, ha sido porque antepone los resultados. Lo mismo que Mourinho.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información