Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

A falta de triples, Jawai y Tomic

Al Barcelona le basta la rotundidad de sus pívots para superar al Besiktas (72-60) en un partido de juego lento y baja anotación

Jawai pugna con Cevher
Jawai pugna con Cevher AFP

Le cuesta encontrar un ritmo de juego vibrante al Barça Regal, le cuesta anotar desde larga distancia y lo pasa mal para ganar. Pero gana. Aprovecha sus recursos para compensar sus debilidades, al menos ante rivales como el Besiktas, excesivamente en manos de su base Curtis Jerrells, un estadounidense formado en la universidad de Baylor y que llegó al equipo turco tras pasar por el Partizán de Belgrado. Tirando de él y jugando con una lentitud plomiza, el Besiktas le complicó la vida al Barcelona hasta bien entrado el tercer cuarto.

Barcelona, 72 - Besiktas, 60.

Barcelona Regal: Marcelinho Huertas (11), Ingles (5), Mickeal (11), Lorbek (6), Tomic (11) —equipo inicial—; Sada (0), Abrines (0), Navarro (0), Jasikevicius (4), Wallace (6), Rabaseda (4) y Jawai (14).

Besiktas: Jerrells (18), Christopher (9), Cetin (2), Markota (10), Vidmar (8) —equipo inicial—; Guler (0), Acik (0), Falker (2), Dasik (0), Hersek (4) y Ozer (7).

Parciales: 20-18; 16-16; 17-12 y 19-14.

Árbitros: Jovcic (Serbia), Gkontas (Grecia) y Jaevicius (Lituania).

Palau Blaugrana. 4.295 espectadores. Tercera jornada de la Euroliga.

Al equipo de Xavi Pascual le bastó la rotundidad de Jawai y la sutileza de Tomic en el interior de la zona para poner tierra de por medio a partir del minuto 28 (52-42). La defensa del equipo turco las pasó canutas en su intento de frenarles. Junto a Mickeal y Marcelinho Huertas llevaron el peso de un equipo que nota las discretas aportaciones de sus dos piezas básicas: Navarro y Lorbek. El capitán apenas entró en juego. Solo tiró una vez en los 18 minutos que estuvo en la cancha, dio una asistencia y no capturó ningún rebote. Lorbek jugó también 18 minutos y sumó seis puntos y tres rebotes. Sada tampoco estuvo entonado y Jasikevicius actuó como un reactivo puntual: seis minutos, dos canastas y dos pérdidas de balón.

El problema más evidente del Barcelona empieza ya a convertirse en una pesadilla demasiado larga, sin fin. Falla demasiados triples. En la Liga Endesa es el equipo con peor porcentaje, un 25%. Y en la Euroliga ese porcentaje es todavía peor, por debajo del 18%. Aun así, cuenta por victorias sus partidos en Europa, tres, y lidera el grupo D.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información