Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

464 veces Puñal

Los compañeros alaban la entrega del medio, de 37 años, el jugador que más ocasiones ha vestido la camiseta de Osasuna

Puñal con su hijo en brazos, junto a Echeverría, con la camiseta, y Archanco.
Puñal con su hijo en brazos, junto a Echeverría, con la camiseta, y Archanco. EFE

La colección de camisetas de Patxi Puñal, tras 14 temporadas con Osasuna, tiene desde el domingo la más especial. Se la entregaron tras completar su partido 464, ante el Betis, en reconocimiento a una trayectoria sin igual en el conjunto navarro. “Ha sido todo muy bonito y muy emocionante”, dijo tras el partido. Le tocó especialmente la fibra al capitán que junto al presidente, Miguel Archanco, y el antiguo poseedor de la marca, el delantero de la década de los 80 José Manuel Echeverría, estuvieran su hijo Oihan y su pareja. “No me lo esperaba”, confesó el protagonista.

“No es un ejemplo, es el ejemplo. El primero que llega a los entrenamientos, el que se marcha el último, el primero que se aplica en los ejercicios… Tiene mucho mérito. No es el prototipo de jugador que lo ves en juveniles y dices: ‘este va a ser futbolista’. No. Su explosión fue tardía, a fuego lento, pero el tiempo le ha puesto en el lugar que se merece”. Así lo define José Ángel Ziganda, otro de los jugadores más reconocidos de Osasuna (1998-2001) y entrenador durante las temporadas 2006 y 2008.

Es un entrenador sobre el césped. Solo hay que ver cómo se sitúa, cómo se mueve y organiza"

José Ángel Ziganda

“Patxi es fútbol en toda su expresión. Es un espejo para los chavales, pero también para la gente que hemos venido de fuera. Nos ha enseñado el verdadero significado de este club. No solo es el 10 en campo, también fuera de él. Además, si Osasuna lleva tantos años en Primera es en gran parte gracias a él, porque ha contribuido a que en el grupo, nuestro mayor activo, siempre haya armonía”, tercia Cejudo, que lleva compartiendo vestuario con Puñal desde que aterrizase procedente de la Unión Deportiva Las Palmas en 2010. “Su taquilla está junto a la mía, nos sentamos al lado en el vestuario. Me suele comentar anécdotas de sus escapadas con los perros”, añade entre risas.

Antes de que el balón rodase y se consumase el récord, Puñal recibió una elástica conmemorativa, con un bordado que recogía la gesta, algo que también podrán adquirir los seguidores navarros ya que el club pondrá a la venta 464 elásticas con el nombre y número 10 de Puñal. En ese minuto de partido llegó el homenaje de la afición: “¡No podrán parar, no podrán parar, a Patxi Puñal!”. Es el grito de guerra que lleva acompañando al medio, de 37 años, desde que llegase a Tajonar. “Es un entrenador sobre el césped. Solo hay que ver cómo se sitúa, cómo se mueve y cómo organiza. Juega simple, a uno o dos toques, no más. Y, encima, sabe tratar bien la pelota y guerrea. Han llegado muchos pivotes a Osasuna, pero a día de hoy sigue jugando él, y no porque es él o lleve tantos partidos, sino porque se lo ha ganado con todas las de la ley”, añade Ziganda. “Ya es madurito, pero genéticamente es muy fuerte y aún aguanta a un ritmo alto. Eso, a su edad, no es nada fácil. Pero una de las claves, sin duda, es el entrenamiento invisible. Sabe cuidarse como pocos”, concluye Cejudo.

Patxi es fútbol en toda su expresión. Es el mejor espejo para los chavales"

Sin embargo, el homenaje quedó incompleto tras el empate ante el Betis, que coloca al conjunto de José Luis Mendilibar como colista. “Estamos abajo. La zona media está bastante apretada, pero nosotros tenemos que preocuparnos de nosotros y mejorar. Esto es Primera División y todo el mundo juega bien”, recalcó. No hay manera de separar al futbolista del individuo, que disfruta de su pequeño, que aun no ha cumplido su primer año, y de sus cuatro perros cada vez que se escapa al monte. “Gracias por todas las muestras de cariño, será un día que no olvidaré en mi carrera”.

Más información