Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Balonmano | Liga de Campeones

Triunfo del Barça y derrota del Ademar

Un tanto del extremo Juanín García, a solo diez segundos para el final del encuentro, dio la victoria (25-24) a los azulgrana ante el Dinamo

Entrerríos bloquea el lanzamiento de Onufryienko
Entrerríos bloquea el lanzamiento de Onufryienko EFE

Un tanto del extremo Juanín García, a diez segundos para el final del encuentro, dio la victoria (25-24) al Barcelona Intersport en su choque ante el Dinamo de Minsk bielorruso, que tuvo a los azulgranas contra las cuerdas en casi todo el partido. Con este triunfo, los azulgranas se consolidan, aún invictos, en el liderato del grupo D de la Liga de Campeones.

Con el central Daniel Sarmiento como revulsivo, el Barcelona pudo remontar un 14-20 en contra a falta de 12 minutos para el final cuando parecía estar a merced de su rival, en el que destacó el meta ruso Vadim Bodganov (16 paradas).

El Dinamo empleó una defensa cinco-uno con el extremo Oleg Skopintsev como avanzado y los gigantescos pivotes Vladislav Ostrousho y Dimitri Doroshchuk, lo que bloqueó la circulación de balón de los azulgrana y de un 3-1 inicial se pasó a 5-6 para los bielorrusos merced a las acciones de central Dimitry Nikolenkau y el lateral zurdo Sergiy Onufryenko. Espoleados por las acciones de su portero, los barcelonistas reaccionaban por medio de Mikel Aguirrezábalaga, Martín Stranovsky y Viran Morros y recortaban al descanso (12-13).

La salida de los locales no pudo ser peor en la segunda mitad y encajaban un parcial de 0-3 (12-16, m. 34) merced a lanzamientos del lateral ucraniano Vladislav Ostrousho. Con 13-17 en el marcador (m. 37) Xavi Pascual perdía tiempo y cambiaba su defensa a cinco-uno con Víctor Tomás, primero, y Dani Sarmiento como avanzados, pero el central ruso Pavel Atman, otra de las estrellas del Dinamo, daba la máxima ventaja del encuentro a su equipo (14-20, m. 47).

El entrenador azulgrana paraba de nuevo el encuentro y ordenaba más solidez en defensa y velocidad en ataque. Fue como un resorte que hizo saltar a Víctor Tomás y Cedric Sorhaindo, que superaban una y otra vez a Bogdanov, llegando un parcial de 6-2 que metía de nuevo al Barça en el partido (20-22, m. 53).

El técnico visitante, Sergei Bebeshko, pedía tiempo para recomponer su defensa aunque no podía evitar que tantos de Edu Gurbindo y Dani Sarmiento equilibrasen, después de muchos minutos, la contienda (22-22, m. 55).

Sarmiento, con su cuarto tanto casi consecutivo, avanzaba al Barcelona (24-23, m. 58) y el lateral ruso Oleg Skopintsev empataba de nuevo. Apenas restaba un solo ataque y Juanin García penetraba por su extremo para batir a Bodganov y establecer el 25-24 definitivo a diez segundos para el final. Con el crono a cero, Mykola Stetsyura lanzó fuera un complicado golpe franco.

El Ademar cae en Belgrado

El Partizán derrotó al Ademar León (33-31) en el partido disputado este sábado en el Sport Hall Cair, en un encuentro muy ajustado donde el Ademar obtuvo su segunda derrota de la temporada en el 'Viejo Continente'.

El conjunto leonés, que llegaba a la cita tras sumar una importante victoria ante el Montpellier (27-29), comenzó el partido en Nis algo dormido, aunque pronto arregló el desaguisado. A los 15 minutos los de Manuel Cadenas iban perdiendo de tres (9-6), aunque poco después reaccionaron y no permitieron que los serbios se alejasen en el electrónico.

A pocos minutos del final de la primera mitad, los leoneses anotaron varios goles clave que les permitió irse al descanso con dos puntos abajo (17-15), un resultado mucha más cerrado que les daba cierta esperanza en la segunda mitad del choque.

Ya en el inicio de la segunda parte, el conjunto de Cadenas salió más 'enchufado', logrando empatar el encuentro (17-17), pero solo fue un espejismo de lo que puso ser. Además, la lesión de Carlos Ruesga terminó por condicionar al Ademar, que ahora espera pruebas para ver el alcance de sus dolencias.

El Partizán, que llevaba ocho derrotas consecutivas como local en partidos europeos, no dio licencia para creer a su rival y mantuvo hasta el último minuto esa ventaja de dos tantos, que le permitió llevarse el triunfo, su primero de la Champions este curso (33-31).

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.