Bartra y el atrevimiento de Vilanova

Las bajas por lesión de Piqué y Puyol obligan al técnico a alinear la cuarta pareja diferente de centrales en ocho partidos El canterano o Song acompañarán a Mascherano en la zaga

Marc Bartra.
Marc Bartra.DIARIO AS

Marc Bartra (Sant Joan dels Domenys, Tarragona; 21 años), carita de no haber roto un plato e incondicional de Puyol, se descubre y cita a un triunfador como Michael Jordan: “Me di cuenta de que si iba a lograr algo en la vida debía ser agresivo. Tenía que buscarlo”. Él, que cuando aterrizó en Barcelona para jugar a fútbol lo hizo en las filas del Espanyol, le hizo siempre caso a Jordan: buscó su destino. Llegó con once años al Barça, su sueño, y se negó a irse hasta en dos ocasiones.

La primera, cuando jugaba en el juvenil B y Montoya y Segarra, titulares, le relegaban al lateral derecho, posición que, curiosamente, ocuparía el día de su debut con el Barça —contra el Atlético en la Liga en febrero de 2010—. Pensó en marcharse a otro equipo, pero acabó imponiéndose como central gracias a la confianza de García Pimienta, el primer entrenador que confió en él. La segunda vez la recompensa fue mayor: poco antes de que el Barcelona le renovara el contrato hasta el 2014 —en diciembre del año pasado— rechazó una oferta escandalosa del Tottenham.

Me di cuenta de que si iba a lograr algo en la vida debía ser agresivo. Tenía que buscarlo" Marc Bartra

Hoy es jugador del primer equipo —se ganó ese derecho tras dos años en el filial— y las lesiones de su ídolo, Puyol, y de Piqué, le dan la oportunidad de hacerse un hueco en el centro de la zaga azulgrana esta noche ante el Granada en el Camp Nou. “Marc tiene la calidad suficiente para jugar con nosotros y si está en el primer equipo es porque el entrenador quiere que esté y cree que ha hecho méritos suficientes”, defendía ayer el entrenador, Tito Vilanova, que pese a los halagos no quiso desvelar si será titular.

Mascherano, quien seguramente ejercerá de líder de la defensa, tendrá a su lado bien al joven central, jugador del primer equipo desde julio, bien al recién llegado Song, que ya sustituyó Piqué, lesionado, el miércoles ante el Spartak de Moscú. Será la cuarta pareja de centrales diferente que disponga Vilanova en solo ocho partidos esta temporada. La ausencia de Abidal y las bajas inesperadas —están lesionados también Iniesta, Cuenca o Muniesa— han debilitado a la defensa: se han sumado siete victorias y una única derrota, aunque se han encajado nueve goles, más de lo habitual. “Preferiría que nos hicieran menos, pero si el Getafe chuta, rebota y el balón va dentro, eso no se puede entrenar”, se excusaba el técnico.

Vilanova optó por Song en el último partido de la Liga de Campeones para proteger a Bartra —“Podía haberle hecho salir, pero no había jugado todavía con nosotros”, señaló—, aunque hoy podría ser su día: “Ante la baja de Piqué, tiraremos del filial. En esta casa somos atrevidos”, añadía el técnico, que siempre ha confiado en él, como ya lo hizo Pep Guardiola. “Marc es muy poderoso en el juego aéreo, muy rápido, de los más rápidos que he conocido. Con tiempo cogerá la pausa que necesita para jugar a alto nivel”, decía él, que le hizo debutar.

Marc tiene la calidad suficiente para jugar con nosotros" Tito Vilanova

Bartra es hijo de payés, su madre tenía una tienda de ultramarinos, y él nunca le dio solo patadas a un balón: lo hizo con su hermano gemelo, Eric. Es un apasionado de la comida japonesa, estudia inglés y ha retomado las clases de Educación Física en el INEF que el curso pasado dejó algo apartadas. El jugador, de quien se dijo que le faltaba algo de contundencia, se centró en mejorar su condición física, en atiborrarse de partidos y hablar con ex futbolistas; además, se rindió al coaching pues entendió que la psicología es casi tan importante como el músculo.

“Estar aquí implica mucho trabajo. Hay que cuidar todos los detalles y cuando estás el primer equipo todo se magnifica”, concedía el central en julio. Cercano, cariñoso y amable, amigo de Muniesa, Fontàs y Oriol Romeu, habitualmente recuerda que aprendió mucho de Luis Enrique en el filial. Así es Bartra, que hoy podría dar soluciones al Barça.

Por otro lado, Jordi Alba, baja en el último partido por una amigdalitis, hospitalización incluida, recibió ayer el alta médica.

Sobre la firma

Nadia Tronchoni

Redactora jefa de la sección de Deportes y experta en motociclismo. Ha estado en cinco Rally Dakar y le apasionan el fútbol y la política. Se inició en la radio y empezó a escribir en el diario La Razón. Es Licenciada en Periodismo por la Universidad de Valencia, Máster en Fútbol en la UV y Executive Master en Marketing Digital por el IEBS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS