Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ‘niño’ de Eto’o desbanca a Muniain

Hasta el tanto de Fabrice, el jugador del Athletic ostentaba el récord de precocidad, con 16 años y 289 días

Olinga cae ante Oubiña. Ampliar foto
Olinga cae ante Oubiña. EFE

“No creo que la edad de Fabrice (16 años y 98 días) limite sus posibilidades, tiene mucho futuro y en estos momentos puede ser importante para nosotros”, explicó Manuel Pellegrini cuando le preguntaron por la sorprendente inclusión de Fabrice Olinga en la convocatoria para el partido del Málaga en Vigo. El chico camerunés, salido de la escuela de fútbol que apadrina Eto’o en su país, respondió a esa confianza con el gol de la victoria que, de paso, le convirtió en el jugador más joven de la Liga en marcar. Hasta este partido, Muniain, con 16 años y 289, ostentaba ese honor desde la temporada 2009-10 gracias a un tanto logrado en Valladolid. El menudo delantero del Athletic había relevado a Xisco Nadal, que en la campaña 2002- 2003, jugando para el Villarreal, se estrenó como goleador con 16 años y 353 días. Xisco desbancó al legendario valencianista Juan Mena que lo hizo en el curso 1941-42 con 17 años y 37 días.

Fabrice llegó a España tras haber llamado la atención en un amistoso en León durante una gira de la escuela de Eto’o. Llegó al Málaga con 15 años y este verano Pellegrini decidió llevárselo a Venezuela para realizar la pretemporada, donde le pulió la colocación para explotar su vertiginosa velocidad y su desborde.

Hijo de un empresario camerunés, admira a Bolt y a Ronaldo Nazario, y su twitter está salpicado de mensajes con una madurez impropia de un juvenil. “Los errores me persiguen pero soy más rápido, solo me alcanzará el amor que tengo hacia mi gente”, o “Un niño no aprende a caminar a la primera... y no se desanima hasta que lo consigue”, son algunas de las frases que ha escrito en la red.