Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Lo hecho es muy grande”

Navarro destaca el juego de la selección española en una final que les deja con un sabor agridulce que encarna Pau Gasol: “Son ocasiones que se presentan muy pocas veces en la vida”

Ibaka tapona a Lebron. EFE

El abrazo, largo, larguísimo, en que se fundieron Navarro y Pau Gasol tras el partido evidenció la enorme necesidad de consuelo de dos ganadores natos, dos jugadores que jamás se han conformado con nada, ni con la plata olímpica, por más equipazo que tuvieran enfrente. Por supuesto, son dos jugadores muy conscientes de la dificultad que entraña lo que consiguen, de plantarle cara a un rival del poderío del grupo de Coach K. “Es muy grande lo que hemos hecho”, se arrancó Navarro. “Hemos sabido estar en el partido durante muchos minutos, pero esta gente es muy buena y a la mínima te hacen un roto. Si no es uno, es otro”. El capitán del equipo español cuajó una completa actuación en el último partido de un curso muy condicionado por su lesión en un pie. “A nivel físico ha sido un año muy complicado. Ya veremos qué sucede la próxima temporada”, indicó respecto a su posible ausencia en el próximo Europeo, que se celebrará dentro de un año en Eslovenia.

El sabor agridulce por el desenlace de los Juegos era evidente en el ánimo de Pau Gasol. “No es que duela la plata, por cómo hemos luchado y competido. Pero nos hubiera gustado ganar el oro. Son ocasiones que se presentan muy pocas veces en la vida”.

Hemos estado muy cerca, de nuevo, de conseguirlo. Seremos felices cuando pase más tiempo”.

Calderón

El pívot de Sant Boi explicó que antes del partido hablaron todos los componentes del equipo e hicieron causa común, muy conscientes del rival que tenían enfrente. “Nos dijimos que para que algo suceda te lo tienes que creer. Así lo demostramos durante el partido. Al final cometimos algunos errores en el último cuarto y nos han hecho pagar por ello. Hay que jugar un partido prácticamente perfecto para poder ganar a un rival lleno de jugadores de primerísimo nivel”. Pau agradeció el gesto de su compañero de equipo y esta vez rival, Kobe Bryant, que le consoló tras el partido con un largo abrazo. “Nos tenemos gran respeto y admiración. He apreciado ese gesto. Yo le he felicitado. Ganar un oro olímpico es un gran logro. Nos hemos dicho que estaremos listos para la próxima temporada y para tratar de ganar el anillo”.

“Hemos obligado a Estados Unidos a hacer su mejor partido”, afirmó Calderón. “Hemos estado muy cerca, de nuevo, de conseguir el oro. Seremos felices cuando pase más tiempo”. Marc Gasol alabó el juego desplegado por el equipo estadounidense y puso de relieve el sinsabor por la derrota a pesar del enorme mérito que entraña haber llegado a la final y plantar cara en ella a las estrellas de la NBA. "No nos vamos con buen sabor de boca solo porque se lo hemos puesto difícil. Vinimos desde el primer momento a ganar y a disfrutar de una final olímpica”.

Sergio Scariolo se mostró muy feliz por el rendimiento de su equipo. “Hemos jugado una final de verdad, mirándole a los ojos a nuestro rival, que es muy fuerte, más fuerte que nosotros objetivamente si lo miramos uno por uno. Pero nuestra fuerza es el colectivo. Ese es el valor que transmitimos. Ha sido un momento histórico, una inyección de confianza para todo el baloncesto español en una situación económicamente complicada”.

Scariolo elogió a su equipo por su rendimiento a lo largo del torneo, muy condicionado por las lesiones. “Admiro a mis jugadores y les doy las gracias por su carácter, por su esfuerzo y por su comportamiento. Esta medalla ha costado mucho más que otros campeonatos que se han conseguido, al menos mientras que yo estoy como seleccionador", cerró el técnico italiano, cuyo contrato con la Federación Española concluye y que durante las próximas semanas estudiará la posibilidad de continuar en el cargo de cara el próximo Europeo y al Mundial de 2014, que se disputará en España.

El último partido de Felipe

La final tuvo un significado especial para Felipe Reyes, que hace algunos días insinuó que podía poner punto y final a su larga trayectoria con la selección durante la que ha conseguido 11 medallas (ocho en categoría senior y ters más en categorías inferiores). “De momento tengo que descansar y pensar, ya veremos qué pasa el año que viene. En un principio ha sido mi último partido con la selección”. El pívot cordobés lamentó el papel de los árbitros: “Han permitido mucho contacto. Pero nos vamos muy orgullosos. Hemos demostrado que no estamos tan lejos, no hay mucha diferencia. Ellos tienen grandísimos jugadores y nosotros también, tarde o temprano les ganaremos”.

El capitán del Real Madrid, con esos once metales conseguidos con la selección, es, junto a Pau Gasol el jugador más laureado de España. Ambos jugadores, que debutaron el mismo día con el entonces seleccionador Javier Imbroda, suman con la selección española cinco oros, cuatro platas y dos bronces.

Seguido en la lista está el capitán, Juan Carlos Navarro, al que en ese palmarés le falta el bronce que lograron en el Europeo sub-20 de 2000. La Bomba se perdió la cita por debutar en los Juegos de Sidney

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información