Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bolt ya lucha hasta el final

Pasados los 20 metros, el gigante corrió a pleno rendimiento acercándose a los 45 kilómetros a la hora

La salida de los 100m, carrera que ganó Bolt. Ampliar foto
La salida de los 100m, carrera que ganó Bolt. Getty Images

A los Jamaicanos Usain Bolt y Yohan Blake, primero y segundo en la final de los 100m de Londres, se les aprecia aún posibilidades de seguir mejorando en el hectómetro. Bolt salió conservador, con un tiempo de reacción de 165 milisegundos, alejándose así de su pesadilla de la salida falsa del año pasado en el Mundial de Daegu. Cuando hizo el actual récord del mundo en el campeonato de Berlín de 2009 había salido con un tiempo de reacción casi dos centésimas mejor. Además, ayer siguió conservador hasta los 20m, con un parcial cinco centésimas peor que en Berlín. Pero el gigante corrió a pleno rendimiento desde entonces. Del 20 al 60 mejoró ligeramente los tiempos respecto a Berlín y simplemente dejó escapar 2 centésimas desde los 60 hasta el final de carrera. Si no tenemos en cuenta los tiempos de reacción la diferencia con la carrera del actual récord del mundo ha sido de sólo 3 centésimas de segundo, que las perdió con creces en los 20 primeros metros. A expensas de estudios biomecánicos más precisos es posible que ayer en Londres Bolt, en el tramo 60-70m igualara o incluso superara la velocidad punta que logró en Berlín acercándose a los 45 kilómetros a la hora.

No siempre se llega en las mejores condiciones a las grandes competiciones y Bolt es plenamente consciente de que las grandes oportunidades de rebajar el crono se irán agotando. Paradojas del destino, Usain Bolt seguro que se ha arrepentido de lo que hizo en los últimos 20 metros de la final del hectómetro en los Juegos de Pekín. Entonces parecía que su capacidad de mejora no tenía límites y que rebajaría en muchas ocasiones su récord. En Pekín al ver que ganaba con relativa facilidad se dejó ir, levantó los brazos, miró a las gradas y empezó a bailar más que correr. A pesar de ello ganó con 9,69s y rebajó el récord de la distancia en 3 centésimas de segundo. Su entrenador, Glen Mills, igual que algunos científicos opinaron que hubiera podido correr bastante más rápido. Más de los 9,58s, actual récord del mundo, que hizo al año siguiente en la final del Mundial de Berlín. Para Glen Mills podía haber corrido en 9,52s y posteriormente unos físicos noruegos publicaron un estudio en el que demostraban que hubiera podido hacerlo en Pekín en 9,55s de no haberse dejado ir.

Pasados los 20 metros, el gigante corrió a pleno rendimiento acercándose a los 45 km/h

Después de todo lo que le ha acontecido Usain Bolt nos muestra su aspecto más humano y lucha hasta el final por ganar. Aun así no siempre lo logra. La mayoría de estudios estadísticos han pronosticado que el límite de la capacidad del hombre para correr los 100 se encuentra en torno a 9.50s y el jamaicano aun siendo un superdotado no tendrá muchas oportunidades para acercarse y quien sabe si alcanzarlo.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información