Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Atletismo

La carrera más fugaz

De Hines a Carl Lewis y el pulso Bolt-Blake, los 100 m son una prueba de rivalidades y superación. Un repaso en vídeo

Primera carrera de 100m ganada por Bolt en los Juegos. Ampliar foto
Primera carrera de 100m ganada por Bolt en los Juegos. AFP

Bolt desea brillar

En Londres, con 25 años, El Rayo quiere lucir. Como lo lleva haciendo desde hace cuatro años, cuando batió por primera vez el récord del mundo, en Nueva York, con 9,72 segundos. Lo ha hecho dos veces más. La primera, en los Juegos de Pekín (9,69), donde cruzó la meta con calma y superioridad, dejándose llevar. La última fue en agosto del 2009. Bolt rascó 11 centésimas más. 9,58 segundos tardó, actualmente el menor tiempo en que un ser humano ha corrido 100m (y se le ha cronometrado oficialmente). Esa vez el jamaicano tuvo que esforzarse hasta el último para batir a aquel Bolt de un año antes.

Su último récord:

Yohan Blake llega en su momento

Yohan Blake, el compañero de entrenamientos de Bolt, también jamaicano pero más sobrio y joven, ya le ha enseñado los dientes a la estrella. El pasado junio, en los campeonatos jamaicanos, hizo el mejor tiempo de su vida para imponerse: 9,75s. Justo a tiempo para la cita atlética más importante, en la que puede quitarle las ganas a su amigo de gesticular ante las cámaras después de la carrera.

La carrera en la que venció a Bolt:

Asafa Powell, el tercer jamaicano

Su momento de esplendor, cuando batía el récord del mundo, ya quedó atrás. Pero Asafa Powell sigue. Con 29 años corre al rebufo de sus compatriotas Bolt y Blake. Pero antes de que apareciese Bolt, los 100m eran de Powell. Batió el récord mundial de Maurice Green, vigente durante más de cinco años, explotando en 9,77 segundos en el año 2005. Y en el 2007 lo mejoró, hizo 9,74s en Italia fue su nueva marca. Campeón del Mundo en cuatro ocasiones, solo tiene una medalla olímpica en relevos. Londres es su última oportunidad.

La segunda vez que batió el récord del mundo:

La lucha Lewis - Burrell

La de los 100m es una historia de rivalidades personificadas. Ahora es el turno de Bolt-Blake, los últimos de una competición de nombres propios. El estadounidense Carl Lewis estaba tranquilo en el podio del hombre más rápido del mundo en los 100m con su marca de 9,92 segundos, conseguida en la polémica final de los Juegos de Seúl 1988 en la que fue descalificado Ben Johnson por dopaje. Pero tres años después apareció su compatriota Leroy Burrell para bajarlo en 2 centésimas en Nueva York. Lewis, con 30 años, tardó dos meses en batir la nueva marca, en el Mundial de Tokio: 2,86s.

El segundo récord del mundo de Lewis:

La revancha de Burrell llegó en el 1994, en Suiza. Una centésima menos que Lewis, 9,85s:

Jim Hines, el primero en bajar de los 10s

Ya hace años que en las finales internacionales de los 100m la mayoría de los corredores bajan de los 10 segundos. Que siquiera uno lo consiguiese era impensable antes de James Hines, el primero. Lo hizo en los campeonatos estadounidenses de 1968, en Sacramento. Ese mismo año, Hines llegó a los Juegos Olímpicos de México con el récord mundial compartido con Ronnie Smith y Charlie Greene, pero en la final el atleta se convirtió en recordman con 9.95 segundos. Se llevó el oro en la primera final cronometrada electrónicamente de la historia. Casi 15 años aguantó su marca, hasta que Calvin Smith la redujo en dos centésimas.

Primera vez que un ser humano corre 100m en menos de 10 segundos -y se cronometra-:

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.