Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Españoles de profesión

Como el chino He Zhi Wen, casi una treintena de deportistas en el equipo olímpico español nacieron en otro país

He Zhi Wen, Juanito, durante el partido de ayer Ampliar foto
He Zhi Wen, Juanito, durante el partido de ayer AP

La España diversa sigue creciendo. Hay ya casi una treintena de deportistas en el equipo olímpico español que nacieron en otro país. Algunos son inmigrantes o hijos de inmigrantes que han crecido en España. Otros son jugadores profesionales que un día vinieron a España y en España se quedaron. Como el chino He Zhi Wen, que ayer remontó tres mangas en su debut en el torneo de tenis de mesa. O el cubano Iván Pérez, que marcó uno de los goles en la fácil victoria de España ante Kazajstán. Se llama He Zhi Wen pero, como no podía ser de otra manera viviendo en Andalucía, a He Zhi Wen le españolizaron el nombre enseguida y le conocen como Juanito. Llegó a España en 1990 como jugador profesional de tenis de mesa y en 1996 adoptó la nacionalidad española. Olímpico en Atenas y en Pekín, ha debutado en Londres dando una ducha escocesa: perdió las tres primeras mangas ante otro jugador de origen chino, que defendía los colores de Polonia, Wang Zen Gyi, pero ganó las cuatro siguientes. 

Puede parecer una heroicidad, teniendo en cuenta que Juanito tiene ya 51 años y Wang solo 29. Pero él lo ve de otra manera. “He jugado muy mal. Al principio no la tocaba bien, fallaba mucho. Pero en el cuarto, él ha jugado muy mal y yo poco a poco he jugado mejor”, explica.

Juanito ya no se acuerda de que un día fue chino. “Yo me considero granadino porque llevo ya 23 años aquí”, explica. Vino como profesional del tenis de mesa, un deporte inmensamente popular en China. “Vine a España porque me fichó el Caja Granada y allí estuve 20 años. Pero con los problemas de la economía no había dinero y me fui a Francia y luego a otro país y ahora estoy en Córdoba”, añade.

Juanito ya no se acuerda de que un día fue chino

Aunque se cuida mucho, da a entender que ya no habrá otros después de Londres: “Es posible que sean las últimas olimpiadas porque ya es muy difícil: hay un nivel muy alto”. “Ahora me toca un rumano que tiene un nivel mucho más alto que este”, acepta.

Nacionalizados españoles ampliar foto
Nacionalizados españoles

El caso de Juanito es muy parecido al de waterpolista Iván Pérez, que llegó a España en 1995. Su primera idea, sin embargo, era seguir jugando con Cuba los partidos de selección nacional. “Quise jugar por Cuba pero me dijeron que no querían profesionales”, explica. “Yo no me sentí despreciado porque es su tradición y la quieren seguir teniendo”, añade.

“Yo vine aquí a ganarme le vida como profesional, les dije que si querían podía ir en verano a jugar con ellos y me dijeron que no. Pues vale, me quedo aquí jugando. Aunque la propuesta de España no vino ese mismo año. Eso fue en 1995 y yo juego con España desde finales de 1997”, advierte.

¿Significa eso que juega más por el equipo que por la patria? “Yo llevo 16 ó 17 años aquí. Aquí están mis compañeros, vive mi familia. Además, mi abuela es española. Mi madre es hija de españoles nacida en Cuba”, puntualiza.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información