baloncesto | estados unidos - francia
Crónica
Texto informativo con interpretación

Estados Unidos deslumbra en plan ‘Dream Team’

Kevin Durant lidera la exhibición de juego y la paliza a Francia (98-71)

Kevint Durant lanza a canasta.
Kevint Durant lanza a canasta.EMMANUEL DUNAND (AFP)

Más allá de una victoria, del palizón a Francia (98-71), la superioridad del juego de Estados Unidos en su estreno olímpico en Londres recordó el estilo y la manera de hacer del legendario Dream Team. Porque Dream Team, y así lo reconoce el propio Kobe Bryant y lo defienden quienes tuvieron la fortuna de observarlo, solo ha habido uno, el que maravilló hace 20 años en Barcelona. Pero esta versión 2012 puede ser la que más se le acabe pareciendo, la más reconocible, la que podría resistir un debate, una mínima o no tan mínima comparación.

Francia resistió un cuarto, 10 minutos. A partir de ahí, la tropa que en esta ocasión lideró Kevin Durant dominó de tal forma que la importancia de la cita pasó a segundo plano. Parker, Diaw, Batum…, los seis jugadores de la NBA con los que cuenta el equipo francés, a los que hay que añadir a otros dos que estuvieron en su día, intentaron mantener el tipo ante la que se les vino encima. Y no se trata de una Francia menor, sino de la mejor posiblemente de la historia, una selección que logró proclamarse subcampeona de Europa hace menos de un año. Y eso lo dice todo sobre el tremendo potencial y la manera en que lo despliega en la cancha el grupo de ‘Coach K’.

Kevin Durant, que ya lideró a la selección estadounidense en el Mundial de 2010, se erigió en la batuta del primer concierto estadounidense en Londres. Batum no logró frenarle, beneficiado por su versatilidad y la de todos sus compañeros. Es un equipo que avasalla, con LeBron James de cuatro, con Carmelo Anthony de cinco, dos aleros que vuelan, que tiran y penetran como tales, y que son capaces de mantener el respeto dentro de la zona. Y Durant es más de lo mismo, más liviano, rápido como una anguila, mortal de necesidad porque anota desde todas las posiciones. No estuvieron acertados los estadounidenses en el tiro durante los primeros compases.

Parker, Diaw y compañía lograron llegar muy bien posicionados al segundo cuarto, a solo un punto (22-21). A partir de ahí, el equipo estadounidense buscó tiros abiertos, anotaron tres triples casi consecutivos LeBron, Kobe y Paul. El parcial de 11-0, en un abrir y cerrar de ojos, destempló al equipo francés. Los estadounidenses actuaron con un inusitado desparpajo, poniendo tapones atrás, caso de Durant y LeBron, y dando espectáculo en ataque, con Melo y LeBron al frente. Sumaron 16 rebotes más. La brecha en el marcador superó pronto los 20 puntos y se acercó a los 30. En plan Dream Team, aunque solo fue el primer paso.

Sobre la firma

Robert Álvarez

Licenciado en Periodismo por la Autónoma de Barcelona, se incorporó a EL PAÍS en 1988. Anteriormente trabajó en La Hoja del Lunes, El Noticiero Universal y el diari Avui.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción