VELA | LOS MEJORES REGATISTAS DEL MUNDO

“Tenemos más medallas pero Nadal es un gran abanderado”

Los vascos Iker Martínez y Xabi Fernández, que acaban de terminar la Volvo Ocean Race, reciben el premio de mejores regatistas del mundo ● Mañana comienzan su preparación para competir en los Juegos Olímpicos de Londres

Xabi Fernández  e Iker Martínez posan con el premio de mejores regatistas del Mundo
Xabi Fernández e Iker Martínez posan con el premio de mejores regatistas del MundoÁLVARO GARCÍA

Con los ojos ajados por el sol y con el cansancio todavía en sus caras, los vascos Iker Martínez y Xabi Fernández han recibido esta mañana en Madrid el premio como mejores regatistas del mundo de 2011 (ISAF Rolex World Sailor of the Year). En apenas 24 horas, los dos navegantes han cambiado las vistas del mar tras finalizar la Volvo Ocean Race, la regata más dura del mundo, por los tejados madrileños de la quinta planta de la oficina de una marca de relojes de lujo. Cuando un empleado se acerca a Iker Martínez y le pregunta, tras colocarle un enorme reloj en la muñeca izquierda, qué tal, el vasco contesta: “Bien, pero pesa". Y se excusa tímidamente: "Es que en el mar no llevábamos nada parecido, íbamos ligeros”. Le pesa también al patrón haber terminado cuarto con el barco español Telefónica una Volvo que estuvieron muy cerca de ganar. Pero no hay tiempo para echar la vista atrás. La pareja campeona olímpica - oro en la clase 49er en Atenas 2004 y plata en Pekín 2008- vuela hoy mismo a Lanzarote para preparar los Juegos Olímpicos de Londres y cambiar la aventura oceánica por la vela ligera.

Pregunta. ¿Han dormido algo?

Xabi Fernández. Sí, bueno, anoche el día que más desde hace muchísimos meses [la Volvo partió de Alicante en octubre del año pasado y terminó este fin de semana en Galway], ocho, nueve horas…

Todavía me parece incomprensible que se rompiesen los timones Iker Martínez

Iker Martínez. Nos acostamos un poco antes de las doce… ¿No?, creo… vimos antes la Fórmula Uno que habíamos grabado….

P. ¿Por qué se rompieron todos los timones en la penúltima etapa de la Volvo cuando iban líderes y estaban muy cerca del triunfo final?

I. M. La verdad es que todavía me parece incomprensible, muy difícil de entender. Uno de los timones se ha despellejado completamente para ver cómo estaba construido. Por otro lado se está investigando el material y también se está estudiando el diseño de los timones por si nos hubiésemos equivocado con las cargas máximas al navegar y los hubiésemos forzado… con estos tres elementos sabremos qué pasó.

P. ¿En esa penúltima etapa de Lisboa a Lorient perdieron la Volvo o tuvieron otros fallos?

No estaremos en la próxima edición de la Volvo

I.M. Bueno, en Francia fue el momento más duro. Cuando se rompió el primer timón pudimos bajar las velas, arreglarlo y seguir navegando…

X. F. El segundo que se rompió fue el de barlovento, en medio de la noche, el barco se fue de arribada, no había equilibrio. Si antes el barco estaba controlado, en esta ocasión fue mucho más difícil.

P. Afortunadamente no le pasó nada a la tripulación…

I.M. No, conseguimos seguir navegando con un timón dañado… pero nos dimos cuenta que también habíamos perdido y fue muy duro.

P. ¿Se han dejado demasiados puntos en las regatas costeras?

X. F. La verdad es que nos centramos en las etapas oceánicas, es allí dónde veíamos que podíamos ganar la Volvo. Entrenamos menos las costeras y hemos perdido puntos en ellas pero rindiendo en las oceánicas hemos estado muy cerca del triunfo.

P. Han sido más rápidos que el barco ganador, el francés Groupama. ¿Hay que cambiar las reglas de puntuación?

X. F. Nosotros conocíamos las reglas antes de empezar a navegar y el Groupama es un justo vencedor… ¡Le cambiaría los puntos por los seis días que les hemos sacado! (risas) Dicho esto, estamos muy contentos de haber sido los más rápidos. Demuestra que se ha realizado un buen trabajo.

P. ¿Van a volver a competir en la próxima edición de la Volvo?

I.M. No, creo que no. No llegamos para la próxima edición de dentro de dos años, no hay tiempo para prepararse, buscar recursos, un equipo grande... También las reglas se van a cambiar, se van a abaratar los costes, tenemos poca información de cómo va a ser todo… sinceramente no me veo en la próxima edición.

X. F. Yo tampoco.

P. ¿Por qué no se ven mujeres en las tripulaciones?

I. M. Se necesita mucha fuerza física en estos barcos, la tripulación está compuesta por hombres de 120 kilos. Yo, por ejemplo, si no fuese patrón no valdría, que soy un melindre. Si en vez de número de personas se estipulara un peso máximo, en las tripulaciones habría más mujeres. Ahora mismo, lo que más vale es la fuerza física.

P. ¿Cómo les ha sentado no ser abanderados?

X.F. Respetamos el razonamiento. Tenemos la ilusión de ser los deportistas de la delegación española con más medallas – después de David Cal, claro-;  tenemos más medallas olímpicas que Rafael Nadal o Pau Gasol y estamos muy contentos y orgullosos. También creemos que Nadal es una persona muy representativa, es un gran abanderado.

P. ¿Les quedan fuerzas para Londres?

X. F. Claro, ahora viajamos a Lanzarote para prepararnos. Es duro porque es una navegación totalmente diferente a la oceánica pero tenemos muchísima ilusión.

P. ¿Y después?

I.M. ¿Después? ¡Por fin descansaremos!

Más información

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50