Lorenzo pide mano dura

El español cae tras un choque con Bautista y Stoner gana y le iguala en el liderato

Jorge Lorenzo tras sufrir la caída
Jorge Lorenzo tras sufrir la caídaSTRINGER (REUTERS)

Es sábado y el semáforo se apaga en el circuito de Assen. Lorenzo sigue la estela de Pedrosa y Stoner. Frena, tumba, y cuando se encuentra en plena curva siente el tremendo impacto de otra moto sobre el lado derecho de su Yamaha, ya inclinada. Terminan en la grava, él y su moto. Y cuando se gira comprueba que es Bautista quien le pide disculpas por el error. Craso error. Sus consecuencias pueden ser nefastas para el piloto español, que aún no alcanza a contemplar la repercusión de semejante mala suerte.

Había salido el toledano como una exhalación, se colocó tras Dovizioso, por el centro, y quiso aprovechar el rebufo para ganar algunos metros antes de la primera curva por el interior de la trazada. Le sobró ambición. Cuando se decidió a trincar los frenos —pretendía, al parecer, escalar desde la octava posición a la cuarta ya al final de recta en el primer giro—, estaba prácticamente en el vértice de la curva, totalmente erguido todavía.

Jorge Lorenzo en el hospital
Jorge Lorenzo en el hospital

“He perdido la referencia de Dovi y he tardado demasiado en reaccionar”, se excusaba él. “Ha cometido un gran error”, advertía el italiano, espectador privilegiado, como Rossi: “Ha frenado 20 o 30 metros tarde”. “No sé en qué estaba pensando, iba muy por el interior, era imposible que pudiera hacer aquella curva”, lamentaba Lorenzo, enfadado por el desastre, por las consecuencias y por una sanción —Bautista saldrá el último en la próxima carrera, en Alemania— que le sabe a poco.

El de Yamaha no solo perdió los puntos y la posibilidad de haber ganado en Holanda su cuarta carrera consecutiva, sino que tiene un golpe en un tobillo y una rodilla —se descartan lesiones mayores— y, además, ha perdido un motor de los nuevos, recién estrenado, lo que dificultará su final de curso dada la limitación a seis motores al año por piloto.

“Ahora tocará empezar de nuevo otra vez —la victoria de Stoner les ha igualado a puntos a la cabeza de la general—, pero el campeonato es secundario, lo importante es la salud”, decía Lorenzo. Su enfado era morrocotudo: “Esto es una vergüenza. Tiene 27 años, ha sido campeón del mundo, sabe cómo van las carreras, no entiendo esta maniobra tan vehemente. Se ha disculpado y yo le perdono, pero hay que tener mano dura, si no se tiene, como tampoco ocurre en Moto2 y Moto3, los pilotos no aprenderán. Esto no es un juego. Vamos por mal camino”, argumentó. Lorenzo cree que lo más justo sería una carrera de penalización, como le ocurrió a él en 2005. “Es la única manera que tenemos los pilotos de aprender”.

Lorenzo tiene un esguince de tobillo, pero correrá en Alemania

N.T

Un carrito de esos que pueblan los aeropuertos y que sirven para cargar las maletas con mayor comodidad le sirvió de silla de ruedas improvisada la mañana de este domingo. Jorge Lorenzo viajó de Ámsterdam a Barcelona con el convencimiento de que lo que creyó solo un golpe era algo más. Y así es. El piloto español, que fue golpeado por la moto de Álvaro Bautista en la primera curva del gran premio de Holanda, sufre un esguince de ligamentos tibio-peroneo y contusión ósea subyacente. La lesión no es grave y el mallorquín, líder del Mundial de MotoGP empatado a puntos con Casey Stoner, podrá correr la semana que viene en Sachsenring (Alemania).

“Estaré en Alemania, pero según los médicos he estado a punto de sufrir una rotura ósea que me hubiese impedido correr las dos próximas carreras. ¡Menos mal!”, informaba el piloto a través de las redes sociales, que fue directo del aeropuerto al hospital para que le realizaran más pruebas. El de Yamaha, que fue duro con Bautista nada más terminar la carrera para ambos, intentó que las aguas volvieran a su cauce suavizando sus palabras: “Por lo que respecta al incidente con Álvaro, disculpas aceptadas, no le guardo rencor. Fue un error que seguro no intentará repetir. Como sabéis en caliente se dicen cosas que en frío no diríamos y ayer me pase un poco en mi discurso. De todas formas, seguiré poniendo mi granito de arena para que MotoGP sea cada vez mas seguro para los pilotos sin perder la espectacularidad para los aficionados”.

Sobre la firma

Nadia Tronchoni

Redactora jefa de la sección de Deportes y experta en motociclismo. Ha estado en cinco Rally Dakar y le apasionan el fútbol y la política. Se inició en la radio y empezó a escribir en el diario La Razón. Es Licenciada en Periodismo por la Universidad de Valencia, Máster en Fútbol en la UV y Executive Master en Marketing Digital por el IEBS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS