CR se acuerda de Messi

“A estas alturas, en 2011, caía eliminado en la Copa América”, dice del argentino

Cristiano se lamenta durante el partido ante Dinamarca.
Cristiano se lamenta durante el partido ante Dinamarca.J. PACHOUD (AFP)

“¿Sabéis lo que hacía Messi el año pasado por esta misma época? Caer eliminado en los cuartos de la Copa América”.

Tras escuchar cómo parte de la grada festejaba a Messi, su rival del Barcelona, Cristiano Ronaldo, frustrado con el gol, se comparó con el argentino, contra quien compite por el Balón de Oro. Más activo que ante Alemania, el portugués sigue sin ver puerta en la Eurocopa. Un lastre insoportable para un ansioso del gol como Cristiano Ronaldo, que se sabe observado por todo un país que espera de él que capitalice y concrete el juego ofensivo de Portugal. Tuvo dos ocasiones claras y en ambas le faltó la tranquilidad con la que acostumbra a resolver en el Real Madrid. Lo que en su club parece un trámite, marcar goles a espuertas, con su selección se le hace un mundo: 13 remates lleva en esta Eurocopa y ninguno lo ha consumado en gol. Los cinco intentos de ayer, fueron en vano.

La ocasión que tuvo ante Andersen en el último tercio del segundo tiempo fue la más franca que ha tenido en lo que va de torneo y la falló sorprendentemente. Nani le dejó solo ante Andersen y Cristiano quiso asegurar ajustando el remate. Tanto lo quiso pegar al palo izquierdo de Andersen que se le fue fuera por un par de palmos. De haber marcado, hubiera supuesto el 3-1.

Los mejores también fallan”, defiende Pepe a su compañero, negado ante el gol

La siguiente jugada de Dinamarca acabó con el gol del empate a dos, obra de Bendtner. En el rostro de Cristiano se pudo adivinar el chaparrón de críticas que se le avecinaban, principalmente desde su propio país, donde se le espera como referente infalible en las grandes ocasiones. Se le vio angustiado a la estrella madridista porque ese error podía mandar a casa a Portugal de manera casi irremediable. “Los mejores también fallan”, le excusó su amigo y compañero de club Pepe, en lo que parece un ejercicio de sobreprotección para que Cristiano no se derrumbe. “Si tiene presión es más de vuestro lado [la prensa]. Tengo la seguridad que no hay ningún jugador nuestro con sentimiento de presión”, indicó Paulo Bento. El técnico realzó que Ronaldo es un jugador más que les puede ayudar a resolver algunos problemas de la selección y no dio importancia a sus dos ocasiones falladas. “No tuvo eficacia en las situaciones que tuvo, pero para nosotros ha realizado dos buenos partidos”, zanjó Bento. Solo con un punto logrado ante Dinamarca, Portugal hubiera necesitado ganar a Holanda en la última jornada y esperar a ver qué sucedía en el Alemania-Dinamarca. Cristiano celebró como el que más el tanto de Varela, sabedor de lo que significaba en términos colectivos e individuales. Ese derechazo del punta del Oporto le liberó. Ahora dispone de una última bala ante los holandeses para reivindicarse como un futbolista trascendental para su selección en citas de tronío.

Esa mayor participación que tuvo la estrella madridista respondió a una mejor ejecución del plan de Paulo Bento, motivada porque Dinamarca es menos segura en el pase que Alemania y propició las contras. El trivote luso (Meireles, Veloso, Moutinho) pudo conectar varias veces con Cristiano después de robar y ahí sus aceleraciones hacen mucho daño. En una de ellas, con el aliento en el cogote de un defensa danés, llegó hasta la frontal del área y finalizó con un disparo raso, pero poco cruzado que Andersen atajó sin dificultad. En esa dinámica más participativa, favorecido por esa secuencia robo-contragolpe, Cristiano también filtró un par de pases entre los centrales holandeses buscando los desmarques de ruptura de Hélder Postiga. No le gustó, sin embargo, jugar con pelotazos largos. Al segundo que le sobrevoló se giró y lo recriminó.

En dos encuentros lleva 13 remates sin éxito y tampoco se le ve afinado en el regate

Si la puntería no la tiene afinada, tampoco se le ha visto muy suelto en el regate. Las bicicletas que tanto prodiga no acaban por desequilibrar. Los lanzamientos de falta, otras de sus especialidades, tampoco le cogen puerta. Ayer tuvo tres, dos laterales, de esos que intenta colar aunque el ángulo sea mínimo. Con los centrales esperando el remate, optó por el lanzamiento. Uno frontal, tampoco generó peligro. De momento, Cristiano está cegado con el gol. Su país le sigue esperando.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

RAMON BESA

Redactor jefe de deportes en Barcelona. Licenciado en periodismo, doctor honoris causa por la Universitat de Vic y profesor de Blanquerna. Colaborador de la Cadena Ser y de Catalunya Ràdio. Anteriormente trabajó en El 9 Nou y el diari Avui. Medalla de bronce al mérito deportivo junto con José Sámano en 2013. Premio Vázquez Montalbán.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS