Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Iberostar Canarias renuncia a la ACB

El club tinerfeño no reúne los cinco millones de euros exigidos como aval y eso abre la puerta al Estudiantes

El Iberostar Canarias celebra su título.
El Iberostar Canarias celebra su título.

El CB 1939 Canarias anunció ayer por la tarde en su web que no podrá competir en la Liga Endesa la próxima temporada. Tras casi tres meses llamando a todas las puertas para intentar reunir los cinco millones de euros de aval exigidos por la ACB, el club aurinegro ha tirado la toalla. Pese a que el plazo finaliza mañana jueves a medianoche, el campeón de LEB Oro ya adelantó la imposibilidad de cumplir los requisitos y explicará los detalles de esta decisión mañana jueves en una rueda de prensa.

Tras casi tres meses de una búsqueda desesperada de financiación, el Iberostar Canarias llevó a cabo el último intento para lograr el dinero y recurrió a una compañía aseguradora con la que el club pretendía contratar una póliza de caución. Este seguro serviría como garantía para que obtener un crédito bancario de cuatro millones de euros, ya que los avales de 4,3 millones de euros presentados del Cabildo Insular y el Ayuntamiento de La Laguna no eran garantía suficiente para la entidad financiera, según informa el diario La Opinión de Tenerife. La compañía dijo no y el sueño del club tinerfeño se esfumó. Así que después de ganarse merecidamente un lugar en la élite tras proclamarse campeón de la liga Adecco Oro y de haber hecho bien las cosas (el club tiene todas sus cuentas saneadas), se queda a las puertas del club selecto de la ACB.

Esta renuncia administrativa por parte del CB 1939 Canarias trae la esperanza al Asefa Estudiantes, que descendió a LEB Oro esta temporada 2011-12 por primera vez en sus 64 años de historia. Desde el club colegial se muestran muy cautos y no quieren decir nada hasta que “la ACB se pronuncie”, ya que su permanencia en la Liga Endesa “no solo depende de la renuncia del Iberostar”, a pesar de que las normas ACB establecen que si cualquiera de los dos clubes ascendidos renuncian, sus plazas quedarían a disposición de los equipos descendidos (Estudiantes y Valladolid, en este caso). Sin embargo, todo apunta a que el club colegial no dejará escapar la oportunidad de permanecer en la élite, tras la pesadilla vivida hace poco más de un mes, cuando se confirmó su descenso al clasificarse en 17º lugar con 23 derrotas y solo 11 victorias.

El club madrileño dice que está a la espera de lo que comunique la ACB

El Menorca Básquet es el otro equipo recién ascendido. Hace tan solo cuatro días ganó su plaza al vencer al Melilla 3-0 en la serie final de playoffs. Como ni siquiera ha pasado una semana desde que el equipo balear materializó su ascenso, la ACB le ha concedido una ampliación en el plazo para presentar el aval, así que disponen hasta el 27 de junio para realizar los trámites administrativos exigidos para competir en la Liga Endesa, es decir, desembolsar los cinco millones de euros antes de la fecha indicada. En Menorca trabajan sin descanso, “primero por la viabilidad del club”, que está en concurso de acreedores, y después por “asegurarse el apoyo de las instituciones públicas y encontrar un patrocinador” para no tener que renunciar a la máxima categoría.

Más información