Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Caja Mágica pita a Ion Tiriac y a Manolo Santana

El dueño y el director del torneo reciben silbidos al entregar el trofeo a Serena Williams

Serena Williams, en la entrega de trofeos. Ampliar foto
Serena Williams, en la entrega de trofeos. AFP

El público del Abierto de Madrid cambió los aplausos a Serena Williams tras su victoria en la final sobre Victoria Azarenka (6-1 y 6-3) por silbidos cuando Ion Tiriac, el dueño del torneo, y Manolo Santana, el director, salieron a la pista central para entregarle el trofeo. El público, que jaleó a las jugadoras en sus discursos, volvió a pitar cuando Tiriac y Santana se marchaban de la tierra azul. “No le silbaban a él, sino a mí”, comentó Tiriac en una rueda de prensa que dio inmediatamente después. “Asumo la responsabilidad de esos pitidos, Santana no debe cargar con la culpa”, explicó el rumano.

“Ha sido una semana dura para todos. No tanto para mí, porque ya soy demasiado viejo”, comentó Tiriac. “Los técnicos han trabajado como perros hasta las cinco de la mañana para corregir el estado de las pistas. Que las condiciones no son perfectas es evidente, pero son las mismas para todos los jugadores”.

El rumano, que expresó su intención de probar la tierra azul en un challenger para intentar probar que la superficie puede mejorar, mantuvo su defensa de las pistas y achacó sus malas condiciones al tiempo de preparación: “Solo hemos tenido unas cinco semanas antes de que comenzase el torneo. Hemos intentado que los botes sean adecuados, pero no hemos sido capaces de conseguirlo”.

Los mejores jugadores del mundo se han quejado durante toda la semana del torneo por lo resbaladizo de las pistas. Nadal y Djokovic anunciaron tras ser eliminados que el próximo año no volverán de mantenerse las condiciones de la arcilla. Pero Tiriac lo tiene claro: “Un torneo mundial no se crea por un jugador; de hacerse así, quebraría”, sentenció el multimillonario. “Ellos deben tener en cuenta las audiencias televisivas. Luchamos por dinero, sponsors y tiempo en la televisión. Y hay estudios que nos dicen que la visibilidad de la pelota aumenta con el azul”.

Manolo Santana siguió en la misma línea: “Al llegar a casa he visto algunos partidos por la televisión, y creo que se ve mucho mejor. Es obvio que las condiciones de las pistas no son perfectas, pero es que no hemos tenido tiempo suficiente para prepararlas”.

En cuanto a si el color azul se permitirá en la próxima edición del torneo, la decisión deberá tomarla la ATP. “No sé cuándo decidirán qué ocurre con la pista azul, pero nosotros no podemos ir en contra de su decisión”, explicó Tiriac. Santana por su parte explicó que su pretensión es mantener montadas las pistas de los estadios principales de la Caja Mágica hasta el año que viene.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.