Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gran Premio de Bahréin sigue adelante

La FIA confirma la celebración de la carrera la próxima semana "convencida de que la prueba cuenta con las condiciones de seguridad adecuadas"

Bernie Ecclestone atiende a los medios de comunicación en Shanghái
Bernie Ecclestone atiende a los medios de comunicación en Shanghái Getty Images

A una semana exacta para que los coches deban saltar a la pista en el circuito de Sakhir, para afrontar la primera sesión de entrenamientos libre del Gran Premio de Bahréin de fórmula 1, la Federación Internacional del Automóvil (FIA) acaba de ratificar esta prueba para el calendario de esta temporada 2012. Así pues, la cita, que el año pasado ya quedó suspendida por las revueltas populares que se vienen producido en el emirato contra el régimen de Hamad bin Isa al Jalifa, sigue adelante a pesar de la controversia generada por unos y otros, los que estaban a favor de desplazarse a correr allí, y los que no.

A lo largo de los últimos días, los distintos actores que forman parte de esta caravana itinerante que es el Mundial, se han ido sacando el muerto de encima, pasándose la responsabilidad de unos a otros, esperando finalmente que el órgano regulador de esta disciplina se posicionara al respecto. Bernie Ecclestone, una de las partes que más interés tiene en disputar el evento, fue el primero en trasladarles a los equipos la patata caliente. “No podemos obligar a que vayan si no quieren”, declaraba el pasado lunes en The Times. Las escuderías, por su parte, también se mantuvieron al margen, recordando que no tienen ninguna potestad para cancelar carreras. Al mismo tiempo, la mayor parte de los pilotos miraban hacia otro lugar, desmarcándose y declarándose incompetentes a la hora de ofrecer cualquier opinión que pudiera comprometerles en uno u otro sentido.

Llegados a este punto, la FIA ha tenido que dar un paso al frente. “La FIA tiene que tomar decisiones racionales a partir de la información proporcionada por las autoridades de Bahréin y por el titular de los derechos comerciales. Además, este organismo ha evaluado por sí mismo la situación actual del país”, consta en la nota emitida. “En noviembre de 2011, Jean Todt [presidente de la FIA], encabezó una misión de reconocimiento en la que se reunió con un gran número de consejeros, incluidos los miembros del parlamento chiita, el presidente de la Comisión Independiente de Investigación de Bahréin, varios embajadores europeos en el país, el príncipe heredero y también miembros de la comunidad empresarial. Todos ellos mostraron su deseo por llevar adelante el Gran Premio, y la FIA ha mantenido el contacto con estas partes desde entonces”, prosigue el comunicado. “Basándose en la información actual, la FIA está convencida de que la prueba cuenta con todas las medidas de seguridad adecuadas para la celebración de un evento del Campeonato del Mundo de F-1, y por lo tanto confirma que el Gran Premio de Bahréin se llevará a cabo como estaba previsto”, remacha la nota.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información