Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

En guardia

El Barcelona, preocupado por generar ocasiones de gol, afronta como una final la visita del Milan

Fuente: UEFA
Fuente: UEFA

Actual campeón, el Barcelona aspira hoy a clasificarse para las semifinales de la Liga de Campeones por quinta vez consecutiva, sexta en siete años, en el partido que le enfrenta al Milan. Los azulgrana son el equipo del momento y por tanto parten como favoritos de la misma manera que la tradición obliga a reparar en los rossoneri, ganadores de siete títulos. El resultado de la ida, por lo demás, avala a los dos contendientes. Aunque el factor campo está de parte de los barcelonistas, no hay enemigo en el fútbol que sepa jugar mejor con el 0-0 en el marcador que los italianos.

Fuerte defensivamente, tanto que no ha concedido un gol en cinco de los seis últimos encuentros —el Granada le marcó tres, dos de penalti—, el Barcelona necesita goles, circunstancia que remite a Messi. La Pulga suma 56, 12 en la Copa de Europa, de manera que está a dos de superar el récord de Altafini, que metió 14 en la temporada 1962-63. El problema es que al argentino se le dan mal los equipos italianos, a los que solo les ha metido un tanto y de penalti después de nueve horas de juego. A cambio de ceder las bandas, consciente de que los azulgrana no tienen rematadores, el Milan defiende muy bien el juego interior de Messi y los interiores del Barcelona, que monopolizan la tabla de goleadores: Cesc suma 15 y Xavi, 14. Xavi, además, es seria duda por sus molestias en el gemelo y no se sabe si Guardiola insistirá con Keita, titular en los tres encuentros disputados durante la temporada con el Milan, seguramente para combatir el juego de estrategia y las transiciones de los muchachos de Allegri.

“Hay que ganar, así de simple. Y como tengo la sensación de que el Milan nos marcará, la prioridad es atacar bien, encontrar la manera de generar ocasiones desde el primer momento”, afirma Guardiola, consciente de que en la ida los tiros fueron tantos (17) como escasas las oportunidades. “Habrá que darle ritmo e intensidad al partido, moverles, tener un buen juego posicional y que la circulación sea alta”, añade el entrenador del Barça. “Excelente en la contra, el Milan es mejor que nosotros defendiendo el resultado durante mucho tiempo”.

Guardiola, pendiente de la lesión de Xavi, da por seguro que los italianos marcarán

El factor campo, que penalizó su juego en San Siro, beneficia ahora el fútbol fluido y rápido del Barça. Los azulgrana son una garantía en las eliminatorias a doble partido desde que Guardiola, que hoy cumple su partido 50 en Europa, se sienta en el banquillo: han superado 25 de 27 rondas y las dos en que quedaron eliminados, contra el Sevilla en la Copa y el Inter en la Champions, fue después de perder el primer encuentro. La historia también asegura que el Barça siempre superó un cruce europeo después de un empate a cero y que ya son 52 los partidos que encadena sin perder en su feudo del Camp Nou.

Al Milan, sin embargo, le alcanza con la zamarra para hacerse respetar, incluso después de que se confirmaran las bajas de Thiago Silva y Van Bommel por lesión. Le anima la recuperación de Pato, la experiencia de la mayoría de sus futbolistas —Seedorf, por ejemplo, ha ganado el torneo con tres equipos distintos—, su capacidad agonística y la facilidad para resolver la contienda en un contragolpe, una jugada episódica o en una acción de estrategia.

“No tenemos margen de error porque son muy peligrosos”, advierte el capitán Puyol, que invita a su equipo a jugar “con la atención propia de una final”. El saldo de los anteriores enfrentamientos augura una noche complicada —2-2 (Camp Nou) y 2-3 y 0-0 (San Siro)— incluso después de constatar que los milanistas han empatado tres partidos y perdido el cuarto en sus salidas continentales.

“Hay que jugar muy bien técnicamente”, responde Allegri, que dirigió el entrenamiento de su equipo, en el que se ensayó el lanzamiento de penaltis, después que el vuelo de la expedición se retrasara tres horas por la huelga de los controladores aéreos de Francia. “Debemos saber cuándo atacar y cuándo defender”, añade el técnico italiano. “Habrá que mejorar ofensivamente y mantener el tono de contención de la ida”, agrega. “Habrá dos o tres puntos de inflexión que tendremos que saber interpretar”. Allegri se suma al mensaje de Mourinho —“al Barcelona no hay que imitarle sino ganarle”— y da por descontado que el Barça marcará: “Aunque los azulgrana continúan siendo los favoritos, ahora nos van bien dos de los tres resultados posibles. No pensamos en el empate a cero. Tenemos que meter por lo menos un gol. El Barça demostró en el partido con el Athletic que está en un momento excelente”.

“Nos aguarda el partido más importante de cuantos hemos disputado hasta ahora”, coincidieron los azulgrana. “Si les metemos un gol pronto, todo irá mejor”, concluyó Messi, sintetizando el sentir del Barcelona.

Xavi se entrena con el resto del equipo

EFE

El centrocampista Xavi se ha entrenado junto a sus compañeros en la última sesión de entrenamiento que el Barcelona ha celebrado en el Camp Nou con vistas al encuentro de esta noche ante el Milan.

El jugador, con molestias en el gemelo, ha estado en la sesión marcada por la lluvia que cae sobre Barcelona desde primera hora de la mañana. Será duda para la vuelta de cuartos de final hasta última hora.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información