Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Guiñoles se defienden

"Hacemos lo mismo con los franceses", declara el jefe de comunicación del programa Pascal Aznar

Pascal Aznar, el jefe de comunicación de Los Guiñoles de la Información, el programa del Canal + Francia, explica al teléfono que "la caricatura y la sátira forman parte de la tradición francesa", y añade: "Entendemos que haya gente que se lo tome mal, pero nuestra interpretación de la libertad de prensa y del derecho a la crítica es así. Tal vez es una cosa muy "franco-francesa", pero es así".

El portavoz niega que tengan la menor animadversión hacia España, Contador, Nadal o cualquier otro deportista. "Siempre hemos hecho lo mismo", recuerda Aznar, "ser gamberros como el alumno que se sienta en la última fila y echar sal gorda sobre la realidad. Si hubiera pasado lo mismo con un corredor alemán, o americano, habríamos hecho lo mismo. Y si sacamos a Nadal fue porque es el único muñeco de deportista español que tenemos".

Los tres guionistas que escriben en los Guiñoles, aclara Aznar, "saben muy bien que el deporte español es en este momento el mejor del mundo". "Pero no hay envidia, al revés, lo admiramos. Amamos el deporte, y eso no nos ha impedido hacer la misma sátira de Amelie Mauresmo o de Richard Virenque, igual que nos burlamos de Ribèry, de Anelka, de Zidane o de Platini".

Sobre el logotipo de la Federación Española de Tenis, Aznar dice que lo tomaron de Internet. "Es un sello del programa usar siempre logotipos reales, igual que cuando decimos que el fútbol francés no vale nada y que Canal + paga 600 millones al año por los derechos ponemos el logo real de Canal +".

Anoche Los Guiñoles pidieron excusas en el programa a quienes se hubieran sentido ofendidos, y resaltaron el descubrimiento de la Gioconda del Museo del Prado enseñando la de París, normal, y la de Madrid con unos bíceps enormes.

Luego, redoblaron la dosis: Casillas, Contador y Nadal cantaron Viva España presumiendo de tener "sangre de toro", la "nevera llena de sangre" y de ir "más cargados que Jeannie Longo". Sal muy gruesa, no cabe duda. Pero no convendría olvidar que se trata del mismo programa que enseña a Angela Merkel entrando con los tanques en París para ilustrar la subordinación francesa ante Alemania.