Raúl López desactiva al Unicaja

El Bizkaia obtiene su primera victoria (85-70) en el Top 16 de la Euroliga

El Bizkaia recibió al Unicaja con los ojos muy abiertos y la defensa bien cerrada. El equipo vasco apeló al trabajo en bloque y la habilidad en el juego interior para doblegar a un dolido Unicaja, con el recuerdo de la derrota in extremis ante el Real Madrid de la semana pasada. Los de Fotis Katsikaris lograron su primera victoria en el Top 16 de la Euroliga tras un arreón final provocado por el acierto desde la línea exterior de Raúl López y la alocada afectividad de Vasileiadis.

Los bilbaínos cogieron velocidad mientras el Unicaja se aferraba al buen hacer de Peric y Rowland, poco antes de asistir con la respiración contenida a una aparente lesión en la rodilla de Gerall Fitch, que no tardó mucho en recuperarse.

GESCRAP BIZKAIA, 85 - UNICAJA, 70

Gescrap Bizkaia(22+14+22+27): Jackson (14), Vasileiadis (19),

Mumbrú (18), Banic (8) y D'or Fischer (2) -cinco inicial-, Raúl López

(8), Fisher (-), Grimau (-), Hervelle (5), Mavroeidis (11) y Hampl (-).

Unicaja Málaga(17+17+18+18): Rowland (9), Fitch (17), Peric

(11), Garbajosa (5) y Zoric (6) -cinco inicial-, Valters (-), Berni Rodríguez

(4), Payne (-), Freeland (18) y Lima ().

Parciales: 22-17, 36-34 (descanso); 58-52 y 85-70 (final).

Arbitros: Zoran Sutulovic (MNE), Tolga Sahin (ITA) y Anastasios Piloidis

(GRE). Sin eliminados.

Incidencias: Partido correspondiente a la segunda jornada del Grupo

F del 'Top 16' de la Euroliga, disputado en el Bilbao Arena de Miribilla

ante 8.004 espectadores.

El Bizkaia no contaba con que Joel Freeland jugara, aún convaleciente de su lesión en el tobillo derecho, pero lo hizo y bordó sus intervenciones, oportunas y afinadas, para poner el partido más difícil a los bilbaínos. Los malagueños sacaron el capote para torear el efervescente arrojo de los de Katsikaris, que se olvidó de dar dos vueltas a la llave de su defensa. El hueco lo aprovecharon a fondo Fitch y Freeland, que acortaron distancias sin despeinarse ante el desorden bilbaíno.

Ligeros destellos individuales de los hombres de negro impidieron que la brecha en el marcador a favor del Unicaja, astuto a la caza del rebote, se desmadrara, pero el Bizkaia se fue al descanso con un ajustado 36-34 en el marcador.

Los de Katsikaris fueron listos durante la primera parte, y durante la segunda además añadieron sentido estético a sus jugadas. Freeland amagó con amargar el partido al Bizkaia con mates geniales, pero Mumbrú y Vasileiadis no se dejaron impresionar.

Tras celebrar con aplausos el 0-1 del Athletic al verlo en las pantallas de la cancha, la afición se puso en pie por una gran canasta de Jackson. La tensión iba en aumento y derivó en un choque cara a cara entre Peric y D'or Fischer que quedó en nada. El equipo se mostraba ya armado de una mejor defensa, y Vasileiadis devolvió la esperanza a sus compañeros.

El último cuarto fue para el Bizkaia, que tomó las riendas y mareó al Unicaja hasta que dejó de orientarse por la cancha. Tres triples casi seguidos de Raúl López frenaron una tímida reactivación de los malagueños, que asistieron además a dolorosas punzadas de Banic y Mumbrú. El Bizkaia se tambaleó cuando ya acumulaba 20 puntos de ventaja, pero supo mantener la cabeza fría y la paciencia.

Hampl se pudo despedir de sus compañeros con el Bilbao Arena en pie. Un triple de Vasileiadis bordó el 85-70 final.

El alero del Unicaja Hrvoje Peric entra a canasta ante Mumbú y D?Or Fischer.
El alero del Unicaja Hrvoje Peric entra a canasta ante Mumbú y D?Or Fischer.ALFREDO ALDAI (EFE)

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS