Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lionel Messi, ilustre rosarino

La ciudad natal de la estrella argentina del Barcelona le rinde homenaje

Rosario, la tercera ciudad más poblada de Argentina, fue cuna de la bandera de este país. Allí se izó por primera vez, en 1812. Unos 175 años después, en 1987, Rosario también fue cuna del mejor futbolista de la actualidad, Lionel Messi. Ayer, la Chicago argentina, como la llaman porque es el centro agrícola del país, rindió homenaje a su hijo predilecto y lo nombró ciudadano ilustre y embajador.

"Mi corazón va a estar siempre en Rosario. Es mi lugar en el mundo. Me gustaría poder radicarme acá", dijo Messi, vestido de camiseta blanca y vaquero, en el acto en que recibió la distinción de manos de la alcaldesa rosarina, Mónica Fein.

Una multitud rodeó el edificio del Ayuntamiento para ovacionar a aquel joven que a los 13 años dejó su ciudad natal para triunfar en Barcelona. Hombre de pocas palabras, Messi fue después más tajante sobre su futuro: "Es la ciudad en la que nací y en la que voy a vivir".

Messi se suma así a otros ciudadanos ilustres de Rosario, una ciudad prolífica en artistas y futbolistas. En esa lista de distinguidos figura el músico Juan Carlos Baglietto, el humorista gráfico y escritor Roberto Fontanarrosa, el cantante de tango Raúl Lavié, el médico rural Esteban Maradona y el exportero y entrenador Ángel Zof, del Rosario Central, el archirrival del Newell's Old Boys de Messi.

Los periodistas le preguntaron a La Pulga por el nuevo entrenador del Newell's, Gerardo Martino, el exseleccionador de Paraguay que ahora tiene el reto de mantener a La Lepra en Primera División. El Central está en Segunda. "[Martino] es un técnico muy grande, como todos sabemos. Una persona muy querida por el club, por el hincha, es importante su llegada y ojalá le vaya muy bien. Desde acá le deseo lo mejor y ojalá le pueda ir como en Paraguay".

Messi, que nunca fue profeta en su tierra porque aún no ha logrado grandes victorias con la selección, está de vacaciones en Argentina hasta el 1 de enero y ya ha recibido en pocos días varias distinciones: le dieron el premio al mejor deportista argentino del año, el Olimpia de Oro, y el periódico El País de Uruguay lo ha distinguido en su tradicional votación anual como el mejor futbolista de Europa por tercer año consecutivo. Ahora suma esta condecoración de Rosario.

"Es un orgullo muy grande para mí recibir este premio, en mi ciudad, en mi país", reconoció Messi, poco acostumbrado a los galardones en su propia tierra. "Quiero agradecer este reconocimiento en Rosario, en mi casa, en el lugar donde nací, donde está mi gente, mi familia", dijo La Pulga, que llegó al Ayuntamiento conduciendo su BMW negro, acompañado por sus padres, Celia y Jorge, y por algunos amigos.

Messi destacó que en los últimos años Rosario se ha convertido en un polo de atracción turística. La bonanza agrícola llevó a que se invirtiera en toda la costa de la ciudad sobre el río Paraná. "Es muy lindo que gente venga de afuera y quiera conocer la ciudad", dijo Lionel. Incluso se ofrecen tours por Rosario que incluyen un vistazo del frente de la casa donde vivía Messi. "La veo cada vez más linda", dijo en alusión a su ciudad. "Creciendo año tras año, la noto diferente, porque son varios meses en que estoy afuera y cuando vuelvo hay cambios", añadió el delantero del Barcelona, que no olvidó reiterar su mensaje de apoyo a la presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, que el próximo miércoles será operada de un cáncer de tiroides.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.