Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los dos retos de Corretja

El catalán, elegido por Costa como seleccionador, afrontará en 2012 la renovación del equipo de la Copa Davis y los Juegos Olímpicos

Casi un mes después de ganar la Copa Davis en Sevilla ante Argentina, y tras la renuncia general del equipo, en el que no seguirán el año que viene ni el capitán Albert Costa, ni, presumiblemente, Rafael Nadal ni David Ferrer, ya se sabe quién será el nuevo seleccionador: Álex Corretja.

El exnúmero dos del mundo ya fue candidato al puesto en 2008. Ahora viajará al Abierto de Australia, debutará en la Copa Davis en febrero y contra Kazajistán, y afrontará el mayor reto al que se ha enfrentado un seleccionador español en el siglo XXI: renovar un equipo en el que no participarán Nadal y Ferrer, dos de los cinco mejores tenistas del mundo, salvo marcha atrás de última hora; y liderar el asalto a los Juegos de Londres 2012, donde el tenis buscará sumar medalla por séptima cita olímpica consecutiva.

José Luis Escañuela, presidente de la Federación Española de Tenis (RFET), le ofreció el puesto a Corretja el pasado día 17, con una propuesta de un año, ya que no quería comprometerse con nadie más allá de su mandato, que termina en 2012. El técnico pidió dos por las dificultadoes que implicaban para su proyecto la ausencia de Nadal y los Juegos Olímpicos. Tras esa cita, ambas partes se emplazaron a futuras conversaciones. A la vez, algunos pesos pesados del equipo, instaron a Albert Costa, excapitán y coordinador técnico de las selecciones, a que ofreciera los dos años a Corretja. La RFET se ha decidido por el extenista, pero durante este tiempo no se ha cerrado otras opciones y ha mantenido conversaciones informales con Jordi Arrese y Sergi Bruguera. Corretja, al final, ha firmado un contrato de dos años y será presentado mañana miércoles en Barcelona. "Estoy plenamente convencido de que hoy hemos alcanzado un gran acuerdo para el tenis español. Unir la capacidad técnica de Álex Corretja a la de nuestros jugadores es, sin duda alguna, un gran paso para el éxito del equipo", ha explicado Escañuela, presidente de la RFET, tras el acuerdo. Mientras, el nuevo capitán del equipo español también ha expresado el "privilegio que supone capitanear el mejor equipo de jugadores del mundo".

Federativos, técnicos y jugadores valoraron la experiencia de Corretja como entrenador del británico Andy Murray, con quien trabajó hasta mediados de 2011. La evolución técnica y táctica del escocés, con una derecha mucho más pesada y fiable, fue interpretada desde la caseta como fruto del trabajo de Corretja, campeón de la Davis en 2000. Hubo otra cosa que no pasó desapercibida para los tenistas: el catalán comenzó como asesor del número cuatro mundial para la gira de tierra y acabó acompañándole en todos los torneos, sin que importara la superficie. Corretja supo imponer en el entorno de Murray su capacidad de análisis y su diplomacia, que también guió su relación con los tenistas españoles cuando era comentarista televisivo. Es, en consecuencia, un técnico que ha seguido el día a día del circuito y con un librillo estratégico 'a la última'.

Hace un lustro, cuando aún no tenía responsabilidades de gestión, Corretja apostó por Nicolás Almagro como el tenista con más futuro de España. Veía en él a un hombre capaz de ganar Roland Garros, a un tenista con más armas que Fernando Verdasco. Nombrado ahora seleccionador, deberá convencer al murciano, que es el número diez mundial, de que encabece el nuevo proyecto, en el que deberá tener un papel fundamental Marcel Granollers, el número 27, y quién sabe si Juan Carlos Ferrero.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.