Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lokomotiv, un fado ruso

El rival del Athletic cuenta en sus filas con el medio exzaragocista Zapater y con el delantero Caicedo - Urrutia califica la eliminatoria de "atractiva", pero "complicada"

El Lokomotiv de Moscú será el rival del Athletic en dieciseisavos de final de la Liga Europa, en un duelo desconocido en el historial de ambos equipos. Sin embargo, en el terreno de juego habrá viejos conocidos. En el equipo ruso milita el aragonés Zapater, que fue capitán del Zaragoza, antes de emigrar a Génova y al Sporting de Portugal. El delantero ecuatoriano Felipe Caicedo también conoce San Mamés por su estancia en el Málaga, primero, y en el Levante, después, tras haber jugado antes en el Basilea, el City y el Sporting de Portugal. El nigeriano Obinna también jugó en el Málaga cedido por el West Ham, tras haber sido cortado por el Inter.

El Sporting de Portugal parece la cantera en la que se ha basado el Lokomotiv para establecer la columna vertebral de una plantilla internacional. Nada extraño si se tiene en cuenta que el entrenador es Jose Couceiro, que fue mánager de las cebras verdiblancas del Sporting antes de recalar en el equipo ruso, inicialmente conocido como el Club de la Revolución de Octubre, tras su fundación en 1923, y al que ahora apodan Los Ferroviarios. Couceiro, un futbolista de equipos modestos, fue presidente del sindicato de jugadores de Portugal. Como entrenador le cogió apego a la maleta y a los viajes y antes de llegar a Moscú ha entrenado al Alverca, Vitoria de Setúbal, Oporto, Os Belenenses, Kaunas, Lituania, Gaziantesport y Sporting de Portugal, donde ejerció de mánager.

"El Athletic plantó cara al Barça, eso lo dice todo", señala el aragonés

Campeón de Liga en 2002 y 2004, el Lokomotiv tiene un estadio con capacidad para 28.000 espectadores inaugurado el año de su primera Liga. Mezcla de culturas futblisticas, el equipo combina el talento brasileño de Maicon (19 años) con el carácter ruso de Ignatiev. Hasta el portero, Guilherme, es brasileño, lo que clonifica un poco más su estructura con el fútbol portugués. El partido de ida se disputará en Moscú el 17 de febrero y el de vuelta en San Mamés el 23 del mismo mes.

Atractiva pero complicada. Así ve el presidente del Athletic, Josu Urrutia, la eliminatoria. "También supongo que ellos entenderán que somos un rival complicado", añadió Urrutia en una comparecencia en Ibaigane, en la que valoró el resultado del sorteo europeo antes de instar a "centrarse en lo más cercano", es decir, al partido de Liga demañana frente al Real Zaragoza.

Sin embargo, el máximo mandatario del club rojiblanco reconoció que se le "ha movido el cuerpo de ganas" al conocer que si eliminan al equipo ruso se enfrentarán en octavos al vencedor del emparejamiento entre el Manchester United y el Ajax de Amsterdam. Urrutia no quiso "marcar objetivos", tanto en esta Liga Europa como en la competición doméstica o en la Copa del Rey, e indicó que van a seguir encarando "todos los partidos de cualquier competición" con la meta de "no especular".

Por su parte, Alberto Zapater dijo que el Athletic "es un club grande, plantó cara al FC Barcelona en la Liga y eso lo dice todo, será un rival difícil". "Nosotros vamos a por todas en esta eliminatoria. No vamos de favoritos pero tenemos un equipo sólido y creemos en nuestro colectivo. Visitar San Mamés siempre es un placer y máxime ahora, que pronto irán al nuevo estadio. Hay que disfrutar del ambiente en Bilbao", subrayó Zapater, quienhoy estaba en Madrid de vacaciones. "La incógnita es saber cómo llegaremos tras este parón invernal. No es lo mismo entrenar que competir", advirtió el jugador.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.