Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:TOTE | Delantero del Hércules

"Superar esta lesión es más grande que un ascenso"

Tote (Madrid; 1978) sufrió la temida triada -rotura parcial en el ligamento cruzado y el menisco externo, y rotura total en el colateral interno de la rodilla derecha- en marzo de este año, en el partido de Primera División que su equipo, el Hércules, jugaba contra el Almería. La lesión le tuvo apartado del fútbol durante nueve meses, pero su infierno terminó el domingo pasado. Ante el Valladolid y con el público del Rico Pérez coreando su nombre, Tote volvió a disputar unos minutos, con el equipo alicantino de nuevo en Segunda. Este sábado, puede volver a jugar ante el Numancia (18.00). Estrella en la cantera del Madrid, Tote no ha logrado, sin embargo, atornillarse en la élite ni destacar en Primera. Ocho años después de abandonar el Madrid -en este tiempo pasó por el Benfica, Valladolid, Betis, Málaga y Hércules- dice que no se arrepiente de nada.

Pregunta. Se lesionó en Primera y regresa en Segunda. ¿Qué más cosas han cambiado en estos meses?

Respuesta. Nada más grave que el descenso. Al fin y al cabo, esto sigue siendo fútbol. Una lesión de esta gravedad te hace un poco más fuerte, pero yo ya me consideraba una persona muy fuerte mentalmente antes de esto. Nunca había tenido nada tan grave y me he matado por volver a jugar al fútbol. Ahora, solo espero volver al nivel de antes.

P. ¿Le da miedo no ser el de antes?

R. No me lo he plantado. Solo intento pelear lo máximo por estar bien. Sé que me va a costar tiempo y mucho esfuerzo, pero lo conseguiré.

P. ¿No ha sentido ganas de tirar la toalla?

R. No quería que el fútbol me dijera cuándo tenía que dejarlo, quería ser yo el que lo decidiese. Era un reto mío y haber podido volver es una satisfacción enorme. Estoy seguro de que aún me quedan años muy buenos de fútbol por delante. Este éxito es aún más grande que un ascenso porque es algo personal y, por tanto, más gratificante. Te marca más.

P. En este tiempo, ha recibido el apoyo del Madrid, que le ofreció sus servicios para recuperarse de la lesión...

R. Sí, aunque al final me he tratado por otro lado. Pero el club y Mourinho se han portado muy bien conmigo. Me dijeron que usara todo lo que me hiciese salta.

P. ¿Ha conocido a Mourinho?

R. Le conocí en la primera vuelta de la Liga y luego, como vive cerca de mi casa en Madrid, me lo encontré en un restaurante y se portó muy bien conmigo. Me dijo que estaba para lo necesitase.

P. Ahora, con el buen inicio del equipo, ¿le va a costar hacerse un hueco en el once?

R. Toda mi vida me ha costado hacerme un hueco en los equipos. Nunca lo he tenido fácil, siempre he tenido que pelear y esta vez con más motivo. Pero en el fútbol he vivido momentos peores que este. Ha sido mucho peor conocer a cierto tipo de personas con las que he tenido que cruzarme. La lesión... al fin y al cabo es una cosa normal en el fútbol y no me puedo quejar. Con 33 años pocas veces he tenido algo grave.

P. ¿De qué personas habla?

R. Eso es pasado y hay que mirar hacia delante.

P. ¿Es por esas personas por lo que le ha faltado continuidad en Primera?

R. Imagino que habrá tenido mucho que ver que a algunos entrenadores les ha costado confiar en mí. A algunos nos cuesta más hacernos un hueco. Otros, en cambio, rinden cada dos meses y les vale. Pero bueno, soy y he sido feliz. He jugado la Champions con el Madrid, he compartido vestuario con algunos de los mejores jugadores del planeta...

P. Si pudiera volver a empezar, ¿cambiaría algo?

P. No, porque siempre he sido yo. Aunque alguna vez me haya podido equivocar, he actuado siempre según mi forma de ser.

P. Pero se le ha criticado por ser frío, rebelde...

R. Primero tienes que conocer a las personas. Yo no opino si no conozco a alguien. Soy como soy, con mi personalidad, y con ella voy hasta el final. Es como esa rabona que hice con el Madrid ante el Recreativo [una ocasión clarísima que erró y que le costó un sinfín de críticas y el no jugar más de blanco], que si hubiese entrado, todo hubiese cambiado por la repercusión que habría alcanzado. Pero la volvería a hacer una y mil veces más.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.