El Dakar "más africano", en Sudamérica

Marc Coma, vencedor de la última edición, advierte de que el próximo Rally será el más abierto de los últimos años

Tendrán el corazón en un puño hasta la última etapa, esa que en otras ocasiones fue solo de paseo, un trayecto sin sorpresas y sin trampas que les llevaba a la gloria: el podio de los campeones tras dos semanas subiendo dunas y tragando polvo en el desierto. No será tan fácil este año. Ni siquiera saldrán a esa última etapa con el trabajo hecho, porque será tan dura como las anteriores; y, lo que más les preocupa, en un escenario totalmente desconocido. El Dakar 2012 incorpora a su itinerario nuevos caminos por Perú; y a diferencia de los años anteriores en Argentina y Chile, no saldrá y llegará a Buenos Aires, sino que saldrá de Mar del Plata (Argentina) y finalizará en Lima (Perú). La prueba, que arranca el 1 de enero, con cuatro etapas nuevas y una maratón, es, según Marc Coma, cuatro veces campeón del rally en moto, "la más africana de los últimos años".

Más información
Se acabó el papeleo
Nochevieja con el casco y la mochila

Y cuando un piloto de rallies habla de África hace referencia a la dureza y aridez de aquellas tierras, por las que transcurrió la prueba durante tantos años. Y Coma sabe de lo que habla, pues este será su décimo Dakar. "Habrá desierto hasta el final y será un recorrido más lineal. Será la carrera más abierta de los últimos años, donde se premiará la fiabilidad y solo se decidirá el vencedor al final", ha dicho hoy. Él, aunque afirma que los favoritismos de poco sirven en esta cita, es uno de los grandes candidatos junto a su compañero en el equipo KTM Cyril Despres. "Cuando entremos a Perú es donde se podrán marcar las diferencias ya que la gente llegará con muchos kilómetros acumulados y ahí se decidirá la carrera. El Dakar es una carrera viva", añade.

En la semana que le queda antes de las pocas navidades de las que disfrutará (el equipo parte hacia Argentina el próximo día 27 de diciembre), Coma se dedicará a conocer mejor un trazado que apenas ha estudiado "a grandes rasgos". Lo hará entre carantoña y carantoña a su bebé, de apenas unos meses, un buenazo, que duerme del tirón y no le está dando ni el mínimo problema. La paternidad, afirma él, de 35 años, le ha dado madurez. "Y algunos factores se pueden aplicar al piloto, intentaré que jueguen a favor y no en contra. Ser padre es muy complicado, pero ganar el Dakar también", bromeó.

Junto a Coma, siempre risueño, estaba su mochilero, Joan Pedrero, de 31, quinto clasificado el año pasado, el primero en el que corría junto al de Avià, y que cree tener esta vez "un gran problema": el año pasado, señala, "lo hice demasiado bien; costará mejorarlo". Él, sin embargo, sí da el cartel de favorito a su compañero: "El gran aspirante al Dakar es Marc Coma y después iría Cyril Despres. Marc sería el Barça y Cyril, el Real Madrid", comentó.

Marc Coma, tricampeón del Dakar y cuatro veces campeón del mundo, junto a su compañero Joan Pedrero en la presentación hoy del equipo con el que intentará revalidar el título en el próximo Dakar
Marc Coma, tricampeón del Dakar y cuatro veces campeón del mundo, junto a su compañero Joan Pedrero en la presentación hoy del equipo con el que intentará revalidar el título en el próximo DakarTONI ALBIR (EFE)
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS