Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Xerez despide a Merino

El técnico andaluz, cuarto entrenador destituido en Segunda este curso, deja al equipo a tres puntos del descenso tras 10 partidos seguidos sin ganar

El Xerez abandonó el estadio de Chapín el pasado sábado entre silbidos y pañuelos. El conjunto andaluz, que solo ha ganado un partido de los últimos 10 y está tres puntos por encima del descenso, acababa de perder (1-3) frente al Huesca, que solo había ganado dos encuentros, mostrando una imagen muy pobre. El técnico Juan Merino, muy discutido desde hacía semanas, intuía que le esperaban horas complicadas. No se equivocaba. Emilio Viqueira, director deportivo del Xerez y amigo de Merino -coincidieron como futbolistas del Recreativo durante cinco años, de 2002 a 2007- le ha comunicado que el club ya no confía en él. Merino está despedido. Es el cuarto entrenador que pierde su puesto en Segunda este curso tras Paco López, del Cartagena, Ángel Royo, del Huesca, y Juan Carlos Oliva, del Nàstic. Vicente Moreno, que vestía de corto en las filas del conjunto andaluz hasta el pasado verano, se hará cargo del equipo provisionalmente.

Termina, de esta forma, la primera aventura en los banquillos de Juan Merino, que consiguió el carné de entrenador en noviembre de 2010. El andaluz tuvo claro desde bien pronto que quería pasar la vida entre banquillos. Se retiró como futbolista en 2007 -jugó en el Betis durante 10 años y en el Recreativo durante cinco- y enseguida entró a formar parte del cuerpo técnico del club verdiblanco, donde también realizó labores de secretario técnico. La temporada pasada regresó al Recre para ser segundo entrenador de Pablo Alfaro y cuando este fue despedido, en la novena jornada, el club andaluz pensó en nombrarle como su sustituto. Sin embargo, Merino aún no tenía el carné de entrenador, por lo que el Decano tuvo que contratar a Carlos Ríos. Este verano, Viqueira no dudó en contratar a su excompañero y amigo como sustituto de Javi López. "En los años que llevo en el fútbol, creo que es la persona mejor preparada que he encontrado", aseguró entonces.

Merino no comenzó del todo mal su primera temporada al frente de un banquillo: tras vencer en el primer partido (0-1) al Alcorcón, sumó 10 de los primeros 18 puntos posibles. Luego, sin embargo, llegó la oscuridad. El Xerez no gana un partido desde primeros de octubre a pesar de que es uno de los equipos que más remata a portería: una media de 14 veces por encuentro, por los 16 del Alcorcón y del Numancia, líderes en esa faceta. Por eso, Merino ha achacado a menudo a la mala suerte la racha de resultados del Xerez. "El fútbol no está siendo correcto con nosotros por lo que estamos dando en cada partido. Soy optimista y el equipo tiene que salir de esta situación", es una de las frases que más ha repetido el técnico en las últimas semanas.

Ahora será Vicente Moreno, hasta ahora segundo entrenador, quien se haga cargo del equipo momentáneamente. Al igual que Merino, su experiencia en los banquillos es bien escasa. Futbolista del Xerez hasta este verano -jugó más de 300 partidos con el equipo-, su bagaje se limita a ser técnico del equipo infantil la temporada pasada, un puesto que compatibilizaba con el de jugador del primer equipo. Viqueira ya dejó claro en verano que confía plenamente en él: "Pocas personas en el Xerez saben más del club que él. Ha pasado por momentos buenos, malos y peores. Conoce bien el vestuario, tiene a compañeros del año pasado y es una persona que lo va a dar todo por el club. Es una garantía". Ahora es el encargado de conducir la transición hacia un nuevo técnico. Merino ya es pasado.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.