Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Siempre a favor del Madrid"

Manzano elogia el intenso trabajo de sus jugadores, que coinciden con él en que la tarjeta roja al portero fue exagerada

"Me voy contento y satisfecho", dijo Gregorio Manzano tras perder por 4-1 ante el Madrid. Apareció en la sala de prensa con un hilo de voz y la cara de sufrimiento. Defendió a los suyos. Y dijo que de los árbitros es mejor no hablar. "Porque no te devuelven lo que te han quitado", afirmó asegurando que la tarjeta roja a Courtois condicionó el partido. "¿Qué tiene que decir a la afición rojiblanca, que cada año viene ilusionada con la idea de terminar con la mala racha y siempre se va con una derrota?", le preguntaron. "Pues que siempre pasa algo a favor del Madrid en momentos puntuales... Nos habría gustado jugar once contra once y hacer un análisis más exhaustivo, pero no puedo hacerlo".

No terminó ahí su malestar: "El árbitro ha entendido que esa jugada se puede ver como penalti. Para mí, lo era, pero en ningún caso admito la expulsión. Es mi opinión, claro. Es una acción determinante para el desarrollo del partido". Sus jugadores repitieron lo mismo. Primero, el propio Courtois, que derribó a Benzema de manera ingenua. Y luego, Asenjo, que le sustituyó. "La tarjeta roja es excesiva. He vuelto a ver la jugada en el vestuario y yo me habría sacado la amarilla, pero estamos en el Bernabéu y es roja", se lamentó el belga. "El árbitro ha estado demasiado rápido al sacar la roja. Debería haber esperado un poco más antes de tomar la decisión", apostilló su compañero.

En esa jugada, según el vestuario rojiblanco, se acabó el derbi. También para Manzano, que decidió quitar a Diego. "¿Por qué a él?", le preguntaron. "Primero, porque había que quitar a un jugador. Luego, porque, desde el punto de vista del trabajo que estábamos haciendo, él ya tenía una amarilla. Había que seguir teniendo una referencia para el juego posicional del equipo", contestó. "Estaban con 10 y esperó hasta el minuto 75 para hacer el segundo cambio. ¿Por qué?", le insistieron. "Queríamos llevar el partido como lo estábamos haciendo... Si hubiéramos llegado con el 2-1 [M. 48] hasta el final, habría hecho dos cambios más ofensivos, pero el 3-1 [M. 65] nos trastocó los planes", analizó.

En realidad, el Madrid no dejó respirar al Atlético desde el primer minuto de la segunda parte. No según el análisis de Manzano, contento con la intensidad mostrada por su equipo aunque no durara más de media hora. Parecía casi una victoria para él haber cerrado la primera parte con el empate a uno. "Me voy satisfecho y contento por cómo ha trabajado el conjunto. Esta es la línea que tenemos que seguir fuera de casa. Si hubiésemos trabajado con tanta intensidad y hubiéramos luchado por cada pelota como lo hemos hecho hoy, habríamos cosechado más", dijo. Y agregó: "A diferencia del partido que jugamos en el Camp Nou, hoy se ha visto un Atlético totalmente distinto, con una buena colocación y con intensidad. Hasta el momento del penalti, el Madrid no había tirado a puerta".

"El esfuerzo del equipo ha sido increíble. Estuvo impecable frente a todas las adversidades. Hemos demostrado que, cuando corremos y peleamos, podemos complicar los partidos a los rivales", concluyó Asenjo.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.