Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:ÁLEX LÓPEZ | Centrocampista del Celta

"El Depor ya se ha dado cuenta de que no le será fácil ascender"

En los sueños de niño de Álex López (Ferrol; 1988) el derbi se jugaba en A Malata y el Racing era protagonista. El hundimiento del club verde le duele a este centrocampista que los británicos definirían como box to box [de área a área], creador, esforzado y llegador. Justo el perfil que tanto echa de menos el Deportivo, que llegó tarde a su puerta. Se adelantó, hace tres años, el Celta, que tiene una sólida tradición de futbolistas ferrolanos.

Pregunta. ¿En su tierra se vive la rivalidad entre el Deportivo y el Celta?

Respuesta. Sí, por supuesto. Aunque seguramente la gente los disfruta sin tanta tensión, más como una fiesta del fútbol. Desgraciadamente, un Barça-Madrid tiene más pasión. Pero para un chaval gallego que juega al fútbol poder vivir un Depor-Celta es lo máximo.

P. ¿Qué derbi tiene grabado en la memoria?

R. Lo típico, el del gol de Djalminha (2000). También las últimas victorias del Celta en Riazor.

P. ¿Hay demasiada tensión?

R. Es posible. Lo importante es vivir el derbi con humor, con tus amigos del rival y disfrutar de algo que estuvimos años sin tener.

P. El Celta llega por delante en la clasificación y en mejor momento. Les señalan como favoritos.

R. Esta semana he hablado con compañeros con experiencia en estos partidos y me han dicho que son diferentes, que no importa cómo llegas ni tampoco la clasificación.

P. ¿Qué es lo que más le gusta del Deportivo?

R. Siempre, desde pequeño, Valerón. Me encanta. Además para ellos es un futbolista muy importante este año. Pero la plantilla en general es muy buena, con gente que estuvo muchos años en Primera con un alto rendimiento. Aun así estamos capacitados para ganarles.

P. Igual el problema de sus rivales es que hayan estado tanto tiempo en Primera.

R. Puede ser. Yo no he vivido esa situación, pero ya les pasó a Atlético, Betis, Valladolid o al propio Celta. En Segunda se juega de otra manera porque hay menos espacios y tiempo para pensar.

P. Entonces, ¿ve lógicos los problemas que tiene el Depor, a quien se le daba por descontado el ascenso antes de competir?

R. Pero les vino bien la euforia en el sentido de que se subió el número de abonados y creció el apoyo al equipo. Estarán arriba peleando, pero no lo tendrán fácil y ya se han dado cuenta.

P. ¿Ha encontrado el Celta la regularidad y la madurez? Había situaciones desquiciantes como los goles encajados tras falta o córner.

R. Ese era un problema muy evidente y lo peor es que lo entrenábamos muchísimo. Llegaba el fin de semana y te marcaban gol. Era frustrante. Pero con trabajo y sacrificio hemos mejorado mucho. Ahora al equipo no le rematan tanto, concede menos ocasiones.

P. ¿Es Vigo un buen sitio para crecer como futbolista?

R. Los hechos muestran que se trabaja bien con la cantera. Cuando tuve la opción de venir, vi que mucha gente con la que jugaba en las selecciones gallegas de fútbol base estaba subiendo al primer equipo. Desde el primer día, estuve muy a gusto aunque tuve la suerte de tener un entrenador en el filial como Milo Abelleira, que me enseñó muchísimo. Mejoré y entonces sí que tuve opciones reales de llegar arriba.

P. Resulta paradójico que sea más sencillo para un canterano llegar y consolidarse en el primer equipo del Celta que en el del Racing de Ferrol.

R. Desde luego. Estoy muy agradecido al Racing porque me hicieron debutar en el primer equipo con apenas 15 años y con ellos aprendí la mayor parte de lo que sé, pero es una espinita que tengo no haberme podido quedar allí. Es el equipo de mi corazón y quizás uno de los motivos por los que está en Tercera es que tienen un déficit con el tema de la cantera.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.