Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
CAJA LABORAL, 73, CAJASOL, 60

Teletovic rompe al Cajasol

Un Caja Laboral incómodo logra su primera victoria en el estreno de la Liga

Como ocurre habitualmente en los arranques de competición el resultado de los encuentros es imprevisible y las certezas se diluyen a medida que avanzan los minutos. Dos plantillas renovadas, la del Caja Laboral y el Cajasol, se midieron ayer en el arranque de la Liga con dispar acierto. Los de Joan Plaza impusieron su ritmo al partido hasta el descanso, después se le acabaron las ideas y los vitorianos, de la mano de Teletovic y Seraphin, rompieron el choque. El resultado final, sin embargo, no refleja el certero uso que los sevillanos hicieron del rebote ofensivo ni la calidad desplegada por sus jugadores.

La primera parte del choque se caracterizó por una inquietante indefinición por parte de ambos conjuntos. Los sevillanos no ganaban en la capital alavesa desde hacía tres años, pero salieron decididos a cambiar los pronósticos de las estadísticas, mientras los de Ivanovic se conjuraban para coger los automatismos que les faltaron en la Supercopa.

CAJA LABORAL, 73-CAJASOL, 60

73 - Caja Laboral (18+14+18+23): Heurtel (4), Oleson (11), San Emeterio (6), Teletovic (20), Seraphin (11) -cinco inicial-, Ribas (11), Prigioni (5), Williams, M. Bjelica, N. Bjelica (5).

60 - Cajasol Banca Cívica (15+17+12+16): Satoransky (5), English (6), Jasen (12), Rubio (4), Davis (9) -cinco inicial-, Calloway (2), Tepic (2), Triguero (4), Bogdanovic (9), Urtasun (5), Izquierdo (2).

Árbitros: García Ortiz, Murgui, Sánchez Montserrat. Eliminado Rubio (m. 39).

Incidencias: Partido inaugural de la Liga ACB 2011-12 disputado en el Iradier Arena de Vitoria ante 7.600 espectadores.

Al Cajasol le hacía falta apretar en el plano defensivo y a los de Ivanovic ejecutar los movimientos con más convicción y reforzar el ataque, muy boicoteado por los andaluces, que se preocuparon de resultar incómodos hasta el extremo.

Los vitorianos echaban en falta correr pero supieron mantener la cabeza fría y optimizaron sus posesiones hasta cambiar el ritmo del choque, tan favorable, por pausado, a los sevillanos hasta ese momento. Ya sin ideas, los de Ivanovic encadenaron una salva de triples que les alejaron en el marcador hasta los 16 puntos y les colocaron en una posición privilegiada.

Fue Paul Davis un excelente oponente de Seraphin y la lucha entre ambos fue de lo mejor que ofreció el encuentro. Pancho Jasen volvió a dar una lección de inteligencia ofensiva y Bogdanovic firmó una actuación sobresaliente. Del lado vitoriano, los veteranos Teletovic y San Emeterio guiaron una vez más al equipo, mientras Oleson sigue en proceso de floración y Ribas cultiva su astuto arrojo.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.