Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Italia, eliminada y Turquía, contra las cuerdas

El equipo transalpino cae ante Francia (84-91) y la selección otomana ante Polonia (83-84)

Bargnani, Belinelli y Gallinari. Tres hombres con pedigrí NBA que no han sido suficientes para la selección italiana, que se ha quedado sin opciones de pasar a la segunda ronda tras su derrota ante Francia (84-91), la tercera en cuatro encuentros. A la azzurri le ha lastrado en ataque su anárquico juego, confiado a la inspiración individual de sus tres talentos, sin apenas alternativas en sus compañeros, y la ha condenado su falta de juego interior. Especialmente en defensa, con la indulgencia de Bargnani y la incapacidad para cerrar el rebote (capturó 19, por 38 de Francia).

El ala-pívot francés Boris Diaw aprovechó la debilidad atrás de los transalpinos para sentenciar el partido en los últimos minutos. Sus defensores fueron incapaces de seguir sus reversos y de no recular hasta debajo del aro cuando este decidió jugar de espaldas, hasta que sus 21 puntos firmaron la suerte del encuentro. Y eso que Italia no tuvo que preocuparse de Tony Parker en el último cuarto, el cual vio desde el banquillo por una molestia en la pierna izquierda que le podría impedir jugar el encuentro del lunes ante Serbia, que decidirá el líder del grupo B. Los balcánicos, que doblegaron a Alemania 64-75, hicieron inútiles los 25 puntos de Nowitzki y contaron con un omnipresente Teodosic, que rozó el triple-doble (12 puntos, nueve rebotes y nueve asistencias).

Otro de los conjuntos llamados a ser protagonistas en el torneo, Turquía, también sufrió una derrota que pone en entredicho su futuro en Lituania. Su verdugo fue Polonia (83-84), en un reñido encuentro que se decidió en los últimos segundos. Berisha, el máximo anotador del choque con 21 puntos, puso a los turcos contra las cuerdas y un punto abajo a falta de 12 segundos y Tunceri falló el triple sobre la bocina. Resultado que deja a ambos equipos empatados a dos victorias a falta de una jornada (Polonia se mide a Gran Bretaña y Turquía a España). Una victoria polaca dejaría al equipo otomano fuera del Europeo, aunque cuenta con la ventaja de que, si ambos pierden, un triple empate entre ellos dos y Gran Bretaña le favorece por el mejor coeficiente anotador otomano.

En el grupo C, Macedonia continuó su buen campeonato con una nueva victoria, aunque sufrió para doblegar (72-70) a Finlandia, que se está mostrando muy correosa pese a llevar únicamente un triunfo. Como casi siempre, McCalebb volvió a ser, con 18 puntos, el mejor jugador de los balcánicos, que empatan al frente de la clasificación con Grecia, que dio cuenta de Montenegro (55-71). En el otro enfrentamiento del grupo, Bosnia consiguió una victoria vital ante Croacia (92-80), con la que está empatada a dos victorias, gracias a los 26 puntos de Mirza Teletovic.

Dos de los equipos que sí están ejerciendo como favoritos son Rusia y Eslovenia, que sumaron dos nuevas victorias a sus historiales, hasta ahora inmaculados, a falta de que se enfrenten entre ellos el lunes. Por parte de Rusia, Andrei Kirilenko fue el máximo anotador (25 puntos) ante Bulgaria (77-89), mientras que en Eslovenia fue Goran Dragic quien asumió el papel de artillero (18) para endosar la cuarta derrota a Bélgica (61-70), que aún no ha ganado ningún partido.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.