Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Caparrós y el Neuchatel, fin de la historia

El técnico sevillano rescinde su contrato con el equipo suizo días después de tener una fuerte discusión con el máximo accionista del club

Poco ha durado la aventura suiza de Joaquín Caparros, que ha comunicado a través de su cuenta en la red social Twitter que ya no es el entrenador del Neuchatel Xamax, equipo al que llegó a finales del mes de junio junto a otros jugadores españoles, como Arizmendi, Víctor Sánchez y David Navarro. Los problemas de Caparrós en el equipo se evidenciaron hace unos días, cuando Bulat Chagaev, máximo accionista del equipo, dio un severo toque de atención a la plantilla. El equipo era el último clasificado de la Liga suiza y Chagaev se presentó en el vestuario acompañado de sus guardaespaldas. "Si fallamos un pase o si no hacemos bien un control, tenemos miedo de lo que pueda pasar", aseguró un jugador del equipo que quiso mantener su anonimato. Según ese futbolista, Caparrós replicó a Chagaev y los guardaespaldas tuvieron que intervenir para que el encontronazo no fuera a mayores.

En cualquier caso, Caparrós ha evitado entrar en polémicas en el mensaje de despedida que ha dejado en su página web: "Ha sido un mes muy intenso de trabajo y una experiencia vital y profesional más que interesante. Quiero expresar mi más sincero agradecimiento y respeto por toda la afición del Xamax así como de los ciudadanos de la ciudad de Neuchatel, que desde nuestra llegada nos han manifestado su calor y apoyo día tras día". Y ha rematado: "Deseo también los mayores éxitos para el club en el futuro".

Caparrós se encuentra, así, sin equipo al que entrenar después de que este verano abandonara el Athletic de Bilbao tras la llegada a la presidencia del club de Josu Urrutia, que había prometido llevar al banquillo de San Mamés al argentino Marcelo Bielsa. Caparrós llevaba en Bilbao desde 2007 y esta última temporada había conseguido clasificar al equipo para la Liga Europa. Antes, había dirigido al Deportivo, al Sevilla y al Villarreal, además de otros equipos andaluces.