Toque de atención en Lituania

La primera derrota de España camino del Europeo destapa sus carencias

El camino de rosas por el que discurría la preparación de la selección española de baloncesto para el Campeonato de Europa, del 31 de agosto al 18 de septiembre, quedó interrumpido de manera abrupta en Lituania. El equipo de Sergio Scariolo perdió por 88-76 el partido amistoso disputado en Kaunas, que sirvió para inaugurar el pabellón en que se jugará la final europea.

España sufrió muchísimo. Le costó coger el tono físico y la rapidez de movimientos que requería el juego. Los lituanos lo llevaron a una velocidad endemoniada y, como es característico en su juego, afinaron mucho en la selección y en el acierto en sus lanzamientos triples. Los españoles llegaron a ser dominada por 19 puntos: 55-36.

Lituania, 88; España, 76

LITUANIA: Kalnietis (2), Kaukenas (16), Jasitis (4), Songaila (13), Javtokas (8), -cinco inicial-, Lavrinovic (4), Lukauskis (2), Jasikevicius (9), Petravicius (8), Valanciunas (11), Pocius (6), Jankunas (5).

ESPAÑA: Calderón (2), Juan Carlos Navarro (9), Rudy Fernández (10), Pau Gasol (18), Marc Gasol (17) -cinco inicial-, Ricky Rubio (8), Sergio Llull (6), Serge Ibaka (4), Felipe Reyes (2), San Emeterio (0), Carlos Suárez (0), Víctor Claver (0).

PARCIALES: 25-19, 25-14, 15-25, 23-18.

PABELLÓN: Kaunas Arena. 15.000 espectadores.

Hasta ese momento le costó a Calderón encontrar el ritmo de juego acertado, les costó a los hermanos Gasol maniobrar bajo los aros y les costó a Rudy y Navarro acertar en los tiros. El bagaje ofensivo resultó en varias fases descorazonador y dejó ver la confusión de ideas y de movimientos en que se movieron sus jugadores.

La entrada en acción de lo que supuestamente podría ser la segunda unidad, con Ricky Rubio y Llull en la elaboración del juego, cambió por completo el panorama. España logró un parcial de 10-24. La defensa de anticipación española, con muchos robos del balón, resultó decisiva. Marc Gasol también cooperó de manera muy importante, sobre todo defensivamente.

El juego se igualó por momentos. España llegó a situarse a tan solo cinco puntos (65-60), pero los lituanos, de la mano del veterano Jasikevicius, de Jasaitis y del jovencísimo, pero prometedor, Valenciunas, resurgieron de nuevo y ya la mantuvieron siempre muy lejos en el marcador.

A pesar de que Pau Gasol volvió a la cancha y mejoró notablemente la producción ofensiva española, los lituanos administraron en todo momentos ventajas que rondaron los 10 puntos. No tuvo manera el equipo español de cambiar la dinámica del juego. Su dominio en el rebote le sirvió de muy poco.

La derrota recordó las malas sensaciones que dejó en el equipo su última visita a Lituania, hace dos años, también en un amistoso de preparación para el Europeo de Polonia. España, después de un desastroso inicio del campeonato, acabó ganando el título que ahora tendrá que defender precisamente en Lituania. Y el equipo lituano, además, estará en el grupo en el que iniciará la competición junto a Reino Unido, Turquía y Polonia. El otro rival saldrá del vencedor de una repesca en la que ya solo quedan dos equipos, Portugal y Finlandia. El que pierda en el enfrentamiento que deben dirimir quedará encuadrado en el grupo de España

La selección española ha perdido su primer partido amistoso frente a Lituania.
La selección española ha perdido su primer partido amistoso frente a Lituania.VALDA KANINA

Regístrate gratis para seguir leyendo

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS