Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ibaka ya es español

El pívot, de origen congoleño, tiene vía libre para su participación en el Eurobasket de Lituania

Si Sergio Scariolo quiere, Serge Ibaka estará en la lista definitiva la selección española para el Eurobasket de Lituania, después de que el Consejo de Ministros haya aprobado hoy la nacionalización del pívot de los Thunder de Oklhama, de origen congoleño. El técnico ya le había incluido en la lista previa al campeonato (que se disputa del 31 de agosto al 18 de septiembre), aunque guardándose la carta de llamar a Nikola Mirotic, ala-pívot madridista, si no fructificaba el proceso de nacionalización de Ibaka. La decisión del Consejo la ha anunciado José Blanco, portavoz del Gobierno, que se ha equivocado de nombre a la hora de citar unas declaraciones del jugador, al que ha llamado "Ikea".

"Hoy es un día muy feliz para mí. Tener la oportunidad de devolver a este país todo lo que me ha dado me hace estar muy contento y muy orgulloso", ha señalado Ibaka, que se enteró de la noticia mientras esperaba un vuelo al Congo para participar en unas acciones de UNICEF, según ha informado la Federación Española de Baloncesto (FEB). El presidente de la federación, José Luis Sáez, ha incidido en el deseo del jugador por defender la camiseta española: "Estamos orgullosos de su compromiso y de lo que ha puesto de su parte para ser un español más y estar con nosotros. Serge es un ejemplo de compromiso y de implicación".

El pívot recaló por primera vez en España en 2006, para jugar en las categorías inferiores del Hospitalet. Dos temporadas después, los Thunder le eligieron en el puesto 24 de la primera ronda del draft, y la joven promesa firmó por el Ricoh Manresa para seguir formándose. La franquicia de la NBA no tardó en reclutarle, apenas un año después, pese a que sus números en su única temporada en la ACB no fueron excesivamente llamativos (7,1 puntos y 4,5 rebotes). Sin embargo, este último año, en su segundo curso en la Liga norteamericana, Serge Ibaka ha vivido su eclosión como jugador, promediando 9,9 puntos, 7,6 rebotes y 2,8 tapones; siendo una pieza importante del conjunto de Oklahoma y alcanzadola final de la conferencia Oeste, ante los Mavericks de Dallas, a la postre campeones.

Ibaka aportará al juego interior de la selección su físico exuberante, desequilibrante en el mundo FIBA (el jugador participó en el último concurso de mates de la NBA), y su enorme capacidad de trabajo, además de tratar de exhibir el tiro de media distancia que ha ido puliendo en los últimos tiempos. Junto a los dos hermanos Gasol, Marc y Pau, el nuevo pívot español amenaza con dominar las zonas en el Eurobasket lituano.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.