Kolobnev cae en un control antidopaje dirigido a todo su equipo

El ciclista ruso del Katusha da positivo por un diurético que sirve para enmascarar otras sustancias

El martes 5 de abril los inspectores de la Agencia Francesa Antidopaje (AFLD), que dirigen los controles del Tour a medias con la Unión Ciclista Internacional (UCI), ordenaron a los controladores que el miércoles 6 por la mañana hicieran algo inusual, un control de orina a todo el equipo Katusha, a los nueve corredores rusos. Menos de una semana después, el laboratorio de París ha empezado a dar a conocer los resultados con el anuncio de un primer positivo, Alexander Kolobnev, por el diurético hidrocloriotazida, un antihipertensivo en desuso en el arsenal terapéutico y que está prohibido porque sirve para enmascarar la toma de otras sustancias que mejoran el rendimiento. Aunque al ser una sustancia específica, es decir, que tiene uso terapéutico aparte de enmascaradora, el positivo no comporta una suspensión automática, pero la UCI en un comunicado ha hecho saber al equipo que agradecería que retirara del Tour a Kolobnev, un buen clasicómano, subcampeón del mundo y bronce olímpico. El equipo, que sospecha que algún otro corredor muy amigo de Kolobnev pueda dar también positivo, ha accedido y ya no tomará la salida de la etapa. La AFLD se basa en informaciones de los servicios de aduanas y policiales para seleccionar a los equipos más sospechosos.

Kolobnev, que tiene 31 años y marchaba en la posición 69 de la general, a más de 22 minutos del líder, Thomas Voeckler, ha sido dos veces subcampeón del mundo en ruta (2007 y 2009) campeón de Rusia en esa misma modalidad en otras dos ocasiones (2004 y 2010). Entre sus victorias más importantes destaca una etapa en el Giro de Italia en 2006 y otra de la París Niza en 2007.

Kolobnev muestra la medalla de plata que consiguió en el campeonato del mundo en ruta de 2009.
Kolobnev muestra la medalla de plata que consiguió en el campeonato del mundo en ruta de 2009.DAMIEN MEYER (AFP)

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS