_
_
_
_

Mikel Landa se fractura la clavícula tras chocar con dos vacas

Los animales se metieron en la calzada en la sexta etapa de la Dauphiné y provocaron un accidente en el que el ciclista vasco ha sido el peor parado.- 'Purito' Rodíguez gana la etapa

Mikel Landa acabó la jornada de ayer en el hospital y con una fractura de clavícula tras colisionar con dos vacas que se cruzaron en la calzada al paso del pelotón, durante la sexta etapa de la Dauphiné. Landa fue el peor parado en el incidente, que acabó con varios corredores sobre el asfalto y con los bovinos caminando por la carretera junto al pelotón hasta que este dejó atrás a los animales.

No es el primer accidente que las vacas provocan en una carrera. En los rallies, por ejemplo, Tommi Mäkinen chocó contra una en Córcega en 1997, durante uno de los cuatro mundiales que ganó, lo que provocó que saliera de la carretera y cayera por un terraplén. Un accidente que, por fortuna, no tuvo graves consecuencias para los dos ocupantes del vehículo. Y, un año antes en Nueva Zelanda, el piloto Carlos Sainz chocó también contra una oveja.

Después de que la carrera volviera a la normalidad, 'Purito' Rodríguez se convirtió en el protagonista de la misma, alzándose con el triunfo de etapa. El ciclista catalán sabía que era uno de esos días marcados en rojo en el calendario y no falló. Se la jugó a falta de seis kilómetros en la dura subida final, abrió el hueco necesario (40 segundos) y lo supo administrar para vencer con medio minuto de ventaja sobre el holandés Robert Gesink (Rabobank), que encabezó al resto de aspirantes a la victoria.

Wiggins encaraba la etapa con una importante ventaja sobre sus rivales: 1:11 sobre el australiano Cadel Evans, 1:21 sobre el esloveno Janez Brajkovic y 1:56 sobre el kazako Alexandre Vinokourov. El británico estuvo firme y conservó la calma en los momentos decisivos, a los que los favoritos llegaron juntos una vez abortada la escapada del día por el pelotón, encabezado durante mucho tiempo por los compañeros de Vinokourov.

Gesink, que no incomodaba a Wiggins, fue el primero en romper las hostilidades en la subida final. Su cambio de ritmo fue determinante para que el grupo quedara definitivamente reducido. Samuel Sánchez, el campeón olímpico del Euskaltel Euskadi, fue de los primeros en rezagarse junto a Ivan Basso.

Vinokourov lo intentó también, pero sin éxito. 'Purito' Rodríguez, había contraatacado a Gesink y, a cinco kilómetros de la llegada, se marchó del corredor del Astana hacia la victoria. La Dauphiné se cerrará mañana con la última etapa entre Pontcharra y con la subida final a La Toussuire tras 117,5 kilómetros, y con el temible ascenso a la Cruz de Hierro.

Joaquim Rodríguez celebra su victoria.
Joaquim Rodríguez celebra su victoria.ROBERT PRATTA (Reuters)

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_