Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El desastre del Salamanca

El club helmántico completa el cupo de descensos a Segunda B junto a Tenerife, Ponferradina y Albacete

El Salamanca no ha podido culminar su gran última parte de la temporada, que le había permitido soñar con la permanencia, y ha confirmado hoy su descenso a la Segunda División B, a falta de una jornada para el final de la Liga. Su contundente derrota en la visita al Barcelona B (5-1) y la victoria del Nàstic en Albacete (2-1) -con el que estaba empatado a puntos, con el golaverage perdido- han hecho oficial la pérdida de categoría del club helmántico.

El acelerón final del equipo no ha podido enmendar una temporada muy irregular. Tras un gran comienzo liguero, en el que no conoció la derrota en las seis primeras jornadas y se colocó en los puestos de promoción, el Salamanca se sumió en un profundo bache. El conjunto llegó a sumar 10 derrotas consecutivas, una dinámica nefasta que en la jornada 34 le hacía candidato indiscutible al descenso, cinco puntos por debajo de la salvación.

Sin embargo, la llegada de Balta al banquillo castellano -el tercer técnico de la temporada, tras Óscar Cano y Pepe Murcia, a los que se suman otros tres entrenadores la temporada pasada- revitalizó al equipo. Con cuatro victorias, un empate y dos derrotas desde su llegada, el Salamanca había dado caza al Nástic e incluso tenía a tiro al Villarreal B.

Pero la visita al filial azulgrana, que no se jugaba nada y ha tenido como telón de fondo las celebraciones de la Copa de Europa lograda por el primer equipo, se ha convertido en una trampa mortal para los de Balta. Mientras el equipo se deshacía al final del partido hasta el punto encajar una rotunda goleada, las esperanzas se dirigieron al videomarcador del estadio, en busca del posible empate del Albacete en Tarragona. Un milagro que nunca llegó y sin el cual el Salamanca vuelve al pozo de la Segunda B cinco años después.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.