Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Bilbao Basket estruja 'La Fonteta'

El equipo de Katsikaris avanza hacia la semifinal tras vencer al Valencia

El Bizkaia Bilbao Basket se ha llevado un sustancioso triunfo de La Fonteta, donde el Valencia naufragó poco a poco y de la peor forma posible: sin atisbar la solución a las fugas de su hasta ayer sólido e intimidante buque. El paso hacia una histórica semifinal está dado, aunque mañana aguarda en Bilbao la necesaria confirmación de que la brillante actuación de los bilbaínos no fue solo un espejismo afortunado.

El equipo de Katsikaris sorprendió a los valencianos desde el primer minuto de partido. No se equivocaba nada Svetislav Pesic cuando aseguraba que una de las grandes cualidades del equipo bilbaíno era ser "muy competitivo". Ayer el conjunto bilbaíno disimuló su cojera defensiva, aseguró rebotes y potenció una excelente estrategia ofensiva de la mano de Hervelle y Mavroeidis en la primera parte del encuentro de tal forma que el equipo taronja se vio desbordado por varios flancos.

VALENCIA , 72 - BIZKAIA BB, 79

Parciales: 13-17, 24-29, 16-18, 19-15

Power Electrinics Valencia: Cook (14), Navarro (-), Claver (8), Savanovic (16) y Javtokas (8) —cinco inicial— Martínez (16), Lishchuk (2), Augustine (3), Richardson (-) y De Colo (5).

Bizkaia Bilbao Basket: Jackson (10), Warren (3), Mumbrú (8), Banic (6) y Mavroeidis (12) —cinco inicial— Hervelle (11), Blums (6), Hernández-Sonseca (12), Vasileiadis (11) y Fisher (-).

Árbitros: Redondo, Bultó y Araña. Eliminado Blums (min. 37).

Fuente de San Luis. Alrededor de 8.500 espectadores.

Así, el regreso de Katsikaris a La Fonteta después de dos años dirigiendo al Valencia empezó con las espadas en alto, con defensas espinosas, y con De Colo y Claver aprovechando los contragolpes con fruición. Pese a los esfuerzos de Pesic por reconducir una situación inesperada, el Bilbao Basket supo aguantar la presión y las broncas esporádicas para mantener vivo su sueño de alcanzar las semifinales. El Valencia venía lanzado después de encadenar ocho victorias seguidas en la liga, pero se asomó al descanso once puntos por debajo en el marcador y con la moral seriamente tocada. Savanovic y Cook pusieron la pólvora y amagaron con poner a los bilbaínos en aprietos cuando perdían, con una cadencia menor cada vez, el balón.

Un intenso Rafa Martínez empezó estrechando los márgenes de maniobra de los bilbaínos, aunque la sangre no llegó al río. El objetivo de los de Katsikaris era no perder pie y Mavroeidis, rápido y listo, lo pilló a la primera. Lástima que no todos sus compañeros sintonizaran la misma frecuencia hasta los últimos dos minutos. La hostigante defensa bilbaína se volvió simplemente infranqueable justo cuando fue preciso y los ataques, de Vasileiadis y Jackson, fueron punzantes y precisos en los envites finales.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.