Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Teletovic en 3D

¿Cuánto vale un jugador que te ametralla a triples cuando da un paso atrás, que te mata cuando da un paso adelante y que te asiste cuando te ve mejor que él ?cosa no habitual, pero posible?? Es decir, ¿cuánto vale Teletovic, un jugador en tres dimensiones, que esconde bajo unos brazos fornidos, de pívot bien forjado, una muñeca de avispa, de bailarina sobre el aro? Teletovic en su triple versión fue el soporte que impulsó al Caja Laboral ante un Gran Canaria cuajado, un equipo que gusta del intercambio de golpes, que ha hecho de los triples su religión futbolística, sin descuidar el rebote, pero que se topó con un arzobispo que convirtió su brazo en un hisopo que refrenaba la voracidad del conjunto canario.

CAJA LABORAL, 86 - GRAN CANARIA, 82

Parciales: 30-23, 19-18, 17-18, 20-23

Caja Laboral: Ribas (11), Huertas (12), Batista (4), San Emeterio (11), Teletovic (27) —cinco inicial—, Palacio (2), Oleson (2), Dragicevic (2) y Barac (15).

Gran Canaria: Bramos (3), Nelson (15), Alvarado (-), Beirán(-), Rey (10) —cinco inicial—, Bellas (12), Bramos (3), Borovnjak(4) y Wallace (12).

Árbitros: Amorós, Pérez-Pérez, Martínez Díez. Eliminaron a Ribas y Barac, en los locales, por faltas personales.

Unos 9.500 espectadores en el Fernando Buesa Arena.

Entre Teletovic, bien secundado por Marcelinho, a tirones, y San Emeterio, de tirón, fueron conjugando un partido intenso, nunca resuelto por nadie y siempre ajustado a un guión de suspense que se mantuvo hasta el final. El equipo canario es un rival duro de roer, incluso fuera de La Roca, de su pabellón, donde se muestra como un anfitrión descarado y poco complaciente. La oposición grancanaria era de Moran, otro con la muñeca fácil, pero sus 15 puntos quedan lejos de los 27 de Teletovic. El bosnio estaba en 3D y el neoyorquino en la televisión analógica. La geografía, en este caso, estaba al revés. Lo cierto es que al Caja Laboral le espera una eliminatoria compleja, dura, llena de sobresaltos. El primer paso fue duro, aunque los de Ivanovic consiguieron darlo y poner el 1 en el marcador. Todo depende de que no se suelte el enchufe de Teletovic de su home cinema.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.