Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Queens Park Rangers, un ascenso con suspense

El equipo londinense, que cuenta con Agag y Briatore entre los propietarios, sella su regreso a la 'Premier', aunque una irregularidad en un fichaje puede aguarle la fiesta

El Queens Park Rangers, histórico equipo de Londres (nació en 1882), volverá a la Premier después de 15 años. Esta tarde, el cuadro londinense certificó un ascenso que estaba a expensas de firmar un triunfo frente al Watford, y así lo hizo (0-2). Con el equipo, también desembarca en la Primera División inglesa el primer español en calidad de copropietario: Alejandro Agag. El yerno de José María Aznar solo posee el 5% de las acciones, aunque cuando entró en el QPR junto a su amigo Briatore, en 2007, adquirieron el 40% del paquete accionarial.

En el periodo en el que se ha fraguado el proyecto que ha reconducido al QPR a la élite del fútbol británico, Agag ha sido consejero delegado y presidente del club. En la actualidad, este cargo lo ostenta el indio Ishan Saksena, hombre de confianza del compatriota Lakshmi Mittal, el empresario más poderoso del sector del acero, que posee un 20% de las papeletas del club frente al 60% de Ecclestone, compañero de Agag en la andadura y que el pasado mes de diciembre se hizo con la mayoría de las acciones.

"Contamos con una plantilla enorme, de 42 jugadores", contaba Agag a este periódico hace una semana mientras explicaba las claves del éxito de su equipo, dada la larga duración de la Championship inglesa (24 equipos). Sin embargo, podrían haber fichado uno de más, el argentino Alejandro Faurlin, que podría aguarle la fiesta al conjunto londinense. La federación inglesa de fútbol estudia interponer una sanción de 15 puntos por irregularidades en la contratación del centrocampista, que llegó en 2009 al Queens Park Rangers, procedente del Instituto de Córdoba. Algunos de los cargos presentados por la FA apuntan a la supuesta existencia de un acuerdo entre el conjunto inglés y un tercero, en relación con los derechos económicos del jugador y la ocultación por parte del QPR de ese acuerdo antes de la inscripción del futbolista en el curso anterior.

Hay un caso parecido en el fútbol inglés, protagonizado por el West Ham con Tévez, actual delantero del Manchester City. En aquella ocasión, no se sancionó al equipo restándole puntos. Sin embargo, este precedente indujo a la federación inglesa a cambiar las normas, por lo que la promoción del QPR está en vilo. El campeonato estelar que han protagonizado los jugadores les garantizaría, sin embargo, la posibilidad de disputar los playoffs por la tercera plaza de ascenso pese a los 15 puntos de castigo.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.