Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LIGA | ATLÉTICO 4 - LEVANTE 1

Kun todopoderoso

Un grandioso Agüero lidera al Atlético en una goleada revitalizante sobre el Levante

El Atlético no disminuyó la velocidad de crucero de las últimas jornadas y continuó maquillando una temporada de grises dándose un homenaje a costa del Levante, que no estuvo a la altura de la propaganda. El tercer mejor equipo de la segunda vuelta, un cartel a tener en cuenta, solo por detrás del duopolio que mantienen Barça y Madrid, resultó inofensivo en una tarde proclive a la borrasca. Con Forlán fuera del once por cuarta vez consecutiva, toda una declaración de intenciones de Quique Flores, el Atlético no se fue por las ramas y se sobrepuso con una goleada revitalizante a las bajas de Godín, Tiago y Reyes, el último más que ninguno pieza capital para un club en busca de su identidad.

ATLÉTICO 4 - LEVANTE 1

4 - Atlético de Madrid: De Gea; Ujfalusi, Perea, Domínguez, Filipe Luis; Juanfran (Forlán, m. 72), Mario (Assuncao, m. 81), Raúl García, Elías (Noguera, m. 85); Diego Costa y Kun Agüero.

1 - Levante: Munúa; Javi Venta, Ballesteros, Nano, Juanfran; Xavi Torres, Iborra; Jefferson Montero, Valdo, Juanlu (Xisco Nadal, m. 21); y Caicedo (Stuani, m. 77).

Goles: 1-0, m. 19: Elías, de falta directa. 1-1, m. 39: Caicedo, de penalti. 2-1, m. 50: Agüero, con un potente disparo raso desde fuera del área. 3-1, m. 70: Agüero, de penalti. 4-1, m. 84: Munúa introduce en un meta un remate de cabeza de Raúl García, tras un saque de esquina.

Árbitro: Javier Estrada Fernández (C. Catalán). Amonestó a los locales Juanfran (m. 11), Mario Suárez (m. 38) y Diego Costa (m. 56) y a los visitantes Juanfran (m. 3), Nano (m. 19) e Iborra (m. 65).

Incidencias: partido correspondiente a la trigésimo tercera jornadade Liga en Primera División, disputado en el estadio Vicente Calderón ante unos 50.000 espectadores.

Ausente el trilero de Utrera y desterrado Forlán, la escuadra rojiblanca se entregó más que nunca a la obra y gracia de Agüero. El Kun rompió la baraja con otra actuación sobrenatural, anotando dos goles más en su cuenta, y ya van ocho en sus últimos seis partidos, su mejor racha. La estadística fue excesiva para el conjunto de Luis García, que aun así igualó el encuentro tras un penalti de tijera que le dio por hacer a Mario Suárez sobre Caicedo tras un precioso autopase de Valdo.

El ecuatoriano engañó a De Gea desde los 11 metros con un lanzamiento que rebotó en el palo antes de cruzar la línea. Ahí se acabó el despliegue del Levante salvo un chispazo de Jefferson Montero. Deshecho el equipo valenciano como un azucarillo, el Atlético guardó la ropa y atacó sin perder la cordura, sacando punta a las internadas por la banda de Juanfran, superior de principio a fin a su tocayo. El extremo volvió a promocionarse dejando en muy mal lugar a su tocayo del Levante. Más sorprendente fue el poderío de Elías. El centrocampista dio algunas pinceladas de por qué ha sido internacional con la canarinha y levantó al Calderón con un golazo de falta con el empeine de la pierna derecha que se coló como un misil por la escuadra contraria tras pegar en el larguero.

Desatado, Elías no marcó el segundo porque su remate, tras descuajaringar a la defensa granota con un recorte hacia adentro en un espacio menor al de una baldosa, lo salvó Munúa con una estirada que puso aprueba sus músculos de plastilina. Elías falló y Caicedo acertó en la única aproximación del Levante en la primera parte. El empate no rompió los esquemas del Atlético, que se mantuvo fiel a su hoja de ruta. Es decir, a Agüero. Cuando más lo necesitaba la parroquia colchonera, el Kun apareció de la nada y enganchó un zambombazo ajustado al palo en la frontal del área tras un despeje de Nano a un remate suyo

El partido estaba para matarlo, para darse el gustazo, y Agüero se aplicó a la tarea. Lo hizo bien secundado por Diego Costa, insuperable en el cuerpo a cuerpo. El telonero le sacó el penalti a Ballesteros, que picó el anzuelo en una jugada sin historia hasta que le hizo la zancadilla al brasileño. El Kun no dio opción a que lo lanzara nadie más, engañando a Munúa y poniendo tierra de por medio en un marcador.

La fiesta no quedó ahí y todavía hubo tiempo para el cuarto gol del Atlético: Raúl García acudió al primer palo a la salida de un córner y Munúa, sin ningún compañero guardando la posición, se metió la pelota dentro hecho un manojo de nervios.

Fue el punto y final de una goleada que Forlán, recibido con disparidad de opiniones, pudo aumentar pero no lo hizo. El uruguayo cruzó demasiado una asistencia al hueco del Kun. Su tragedia personal no chafó la fiesta a Perea, que igualó al mítico Griffa como el extranjero con más partidos como rojiblanco (203). Así de locas están las tardes en la ribera del Manzanares.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.